Publicado el: 16 Abr 2018

Somines y Nalió celebraron su comida de vecindad

La asociación SONA celebró su día del socio con una jornada con baile, a la que acudieron cerca de 90 personas, desde los 17 a los 95 años

Paola Aguirre, la socia más joven, con la de más edad, María Luisa Álvarez Flórez, y otros asistentes durante la comida

J. R. G./Grado

Los vecinos de los pueblos de Somines y Nalió, de Grado, celebraron como viene siendo habitual desde que se constituyeron en asociación en torno al año 2003, su tradicional comida del socio. El encuentro, celebrado el pasado sábado en el Restaurante Loan (Grado), acudieron 90 de los 106 con los que cuenta la Asociación SONA, que después de la comida disfrutaron del baile con DJ .

Como ya es tradicional, acudió muy satisfecha María Luisa Álvarez Flórez, la más veterana, que con 95 largos años no pierde ocasión para disfrutar de esta jornada festiva acompañada de sus hijos, Chema, Charo, Isolina y Geli Huerta Álvarez, ahora, viuda desde hace varios años, reconoce que trabajó mucho durante su vida en las labores del campo pero en la actualidad, dice que las hijas que la cuidan la miman demasiado. También la socia más joven, Paola Aguirre Verdasco de 17 años, no quiso perder la ocasión y acudió para acompañar a sus padres y abuelos.

La asociación, que realiza varias actividades a lo largo de todo el año, aglutina a los naturales de los pueblos de Somines y Nalió. Esta comida está incluida en la cuota que abonan anualmente, otras actividades, dependiendo del estado de la cuentas, requieren aportación económica de los participantes.

Algunos de los asistentes

 

Comida de hermandad de SONA 2018

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa