Publicado el: 21 Abr 2018

Un policía de Trubia se tiró al río para salvar al vecino ahogado

“No pude hacer nada, ya estaba muerto” explica el agente Franco, con larga experiencia en el destacamento trubieco, que se echó al agua en las Casas del Molín

Momento del rescate desde el helicóptero

Redacción/ Trubia

“Me eché al río, la corriente zumbaba, me agarré a unas ramas. Entonces vi el cuerpo, varado en un islote, con signos de ahogamiento. No pude hacer nada por salvarle la vida”, explica el agente Franco, de la policía local de Trubia, con larga experiencia en el destacamento y que trató de rescatar al vecino de Trubia que falleció ahogado hoy poco antes de las tres de la tarde tras caer por causas que se desconocen al cauce. El hombre cayó justo enfrente del supermercado de la calle Sotomayor, junto al puente de la fábrica. De unos cuarenta años de edad, era natural de Oviedo y vivía en los pisos nuevos de la calle Sotomayor. Su cuerpo tuvo que ser rescatado junto al puente de los Señores, hasta donde le había arrastrado la corriente, por un operario de salvamento del 112, que bajó colgado desde el helicóptero.

La víctima era una persona muy conocida. El propio agente que trató de rescatarlo tenía trato con él: “era muy colaborador, un buen chaval, había trabajado en Coca Cola”, explica el agente. “Nos avisaron del grupo ciclista de Trubia y salí pitando. El cuerpo iba río abajo y tiré con el coche. Me eché al río en las casas del Molín, pero ya no podía hacer nada…” relata el policía. Añade que había mucho caudal a pesar de que estos días son secos, probablemente por la apertura de la presa de Valdemurio, en Quirós. Franco afirma que aunque se considera un buen nadador y sabía a lo que se enfrentaba “con el río nunca se sabe, es muy peligroso”. El agente agradece el apoyo logístico que prestaron los bomberos voluntarios de Trubia.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa