Publicado el: 17 May 2018

Veinte ganaderías concentran el 21% de los daños del lobo

La consejería detecta “anomalías” en la distribución de los expedientes que cobraron indemnización: una sola explotación  concentró 1.119 ataques

Fernando Lastra, con los secretarios generales de la Unión de Campesinos de Asturias, José Ramón Alba; COAG Asturias, Mercedes González Álvarez, y ASAJA, Mª Ángeles González. Asisten también el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández, el director general de Biodiversidad, Manuel Calvo, y otros responsables de la consejería.

Redacción/Grado

Una veintena de ganaderías concentraron el 21 por ciento de los daños del lobo entre 2010 y 2016, con un montante global de indemnizaciones de 1.479.956 euros. Una sola de ellas concentró 1.119 expedientes confirmados de ataques de lobo a su ganado, en el mismo periodo. Los datos, de un estudio encargado por la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente a Cecodet, están basados en “datos ciertos” y reflejan “anomalías que hay que estudiar” y una posible “mala práctica”, según señaló ayer el consejero, Fernando Lastra, que presentó el informe a los sindicatos ganaderos.

El informe constata además que en Asturias hay más lobos y se han distribuído por territorios que antes no ocupaban, llegando a zonas costeras y altamente habitadas. Según el informe, en 1997 hubo 1.169 denuncias con 1.472 animales afectados, una cifra que en 2016 se había disparado hasta las 2.854 denuncias y 3.750 cabezas dañadas.

En cuanto a “la distribución anómala de daños”, 20 de las 3.966 explotaciones que denunciaron daños (un 0,5%) acumulan 1.479.956,28 euros, el 21,4% del importe pagado entre 2010 y 2016, cuando el montante total fue de 6,93 millones de euros.

El consejero anunció que próximamente su consejería aprobará un decreto de daños que permita afrontar el problema de la convivencia de la fauna salvaje con las ganaderías, y que “propondrá medidas” para hacer frente a la situación que se perfila en el estudio.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa