Publicado el: 28 May 2018

A Torrestío contra el granizo y la lluvia

Los Vaqueros de Alzada culminaron una dura ruta, recorriendo los concejos de los Valles del Trubia y el puerto Ventana, y lo celebraron con una comida de hermandad y la entrega de diplomas de honor

Un reguerano aficionado a las carreras de montaña hizo la ruta de San Pedro de Nora a Torrestío en 8 horas

Comida de hermandad de la V Ruta de Vaqueros de Alzada/ Esther Martínez

Esther Martínez/Torrestío

El tiempo no acompañó este año a los participantes en la V Ruta de Vaqueros de Alzada, que durante el fin de semana caminaron bajo la lluvia y al granizo para llegar a Torrestío, en esta ocasión a través de los Valles del Trubia. Tras pasar por Trubia, Proaza y Quirós, donde se celebró una mesa redonda sobre la experiencia de las mujeres vaqueras, los caminantes atravesaron el puerto Ventana y llegaron a Torrestío, donde se celebró una comida de hermandad y se entregaron los diplomas de honor, a Conchita Díaz por su colaboración en la recuperación de las familias de alzada de Llanera, y a Isabel Antuña, por ser la única mujer que completó todas las rutas a caballo. También a Josefa Rodríguez, por su colaboración con los vaqueros. La fiesta contó con la presencia de los alcaldes de San Emiliano y Las Regueras, y miembros de las Corporaciones de Llanera, Gozón y Quirós.

Como nota singular, la ruta de Marcos Pérez, de Premoño, aficionado a las carreras de montana que salió de San Pedro de Nora a las cinco de la mañana del domingo, y llegó a Torrestío a la 1 del mediodía. Una proeza deportiva de 8 horas para entrenar de cara a la travesera de Picos de Europa.

Entrega de diplomas de honor/ Esther Martínez

 

Marcos Pérez, que hizo el recorrido en ocho horas/ Esther Martínez

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa