Publicado el: 30 May 2018

Los ganaderos empadronados tendrán derecho de pasto en Llanuces

El alcalde de Quirós se reunió ayer con los ganaderos para aclarar el uso de las morteras de Fonfrías y La Collá, muy conflictivas en los últimos años

Reunión del alcalde, Ovidio García, con los ganaderos/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

Los vecinos de Muriellos y Llanuces fueron convocados ayer por el alcalde de Quirós a una reunión que se celebró en el Ayuntamiento para definir las normas que regularán las morteras de Fonfrías y la Collá.
La reunión sirvió también para que Ovidio García fijara, públicamente y sin ningún tipo de duda, el criterio que determina la vecindad en el concejo. Esta norma suscitó muchas dudas y conflictos estos últimos años en relación a los posibles derechos de pastos de los ganaderos. García fue rotundo y para afirmarse tiró de hemeroteca. El criterio que determina la vecindad es el empadronamiento, es decir, aquellas personas empadronadas en Quirós y que tengan un CEA tendrán derecho a que su ganado paste en Quirós. Y para ilustrarlo sacó a colación un caso ocurrido en el pasado que enfrentaba al Ayuntamiento con un vecino de Villamarcel, en esta controversia el juez dio razón al vecino frente al Consistorio.
A lo largo de la reunión se fijaron las normas que regirán las morteras y que fueron consensuadas por los presentes. La existencia de estas normas protegerá los derechos de los vecinos que no habrán estado inactivos y en el caso de que se declaren monte público el Ayuntamiento solicitará que sea, siempre, de uso preferente para los vecinos de Muriellos y Llanuces de acuerdo a los usos y costumbres existentes y reservándose en último caso la posibilidad de poner orden en caso de dudas.
Los vecinos de Muriellos y Llanuces regulan la mortera de Fonfría que estará abierta todo el año, mientras de la Collá permanecerá cerrada entre el 1 de junio y el 15 de agosto. Deberán pagar 0.50 euros por UGM y 1 euro por cada cabeza de ganado caballar, para lo que se tendrá en cuenta el censo de los animales que pertenezcan a cada ganadero con independencia de que los echen o no a la mortera. El Ayuntamiento por su parte, en caso de que se decidan a cerrar las morteras, se compromete a ceder los materiales y a facilitar los cierres en la medida de sus posibilidades, debiendo los vecinos a posteriori devolver lo adelantado.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa