Publicado el: 14 Jun 2018

El trampeo de avispón asiático, alarmante: capturadas en Asturias más de 11.000 reinas

La presencia de la plaga es más acusada en las alas de Asturias, sobre todo en Occidente, según los datos facilitados por el consejero Fernando Lastra a Podemos

Avispas reinas de la especie Vespa Velutina halladas en el trampeo de Salas, en una imagen de archivo

Redacción/Grado

“No son cientos. Son miles”. Así resumió hoy el consejero de Infraestructuras y Medio Ambiente, Fernando Lastra, los resultados provisionales del trampeo de primavera realizado en 31 concejos asturianos para intentar frenar la expansión del avispón asiático. A preguntas de la diputada de Podemos Paula Valero, Lastra detalló hoy en la Junta los datos de una campaña que revela que el problema está lejos de solucionarse: han sido capturadas 11.288 reinas de avispa asiática, en los 31 concejos que hicieron trampeo. Cada avispa tiene el cometido de fundar un nuevo nido, que puede alcanzar los 2.000 avispones. El problema se concentra en el Occidente y el Oriente, aunque en la comarca también se ha detectado la presencia de la plaga, en municipios como Salas o Candamo, que participaron activamente en la campaña, que finaliza el 15 de junio. El concejo con más capturas fue el de El Franco, con 2.372 reinas atrapadas.

El trampeo comenzó en marzo, tras el encargo al Serpa de la coordinación de la campaña. Se habilitó una aplicación móvil para coordinar las actuaciones. Se colocaron dos tipos de trampa, las centinela, para conocer la presencia y distribución de Velutina, que fueron colocadas por personal del Serpa, con un total de 213 trampas y 3.698 reinas atrapadas, y las colocadas por los voluntarios colaboradores, para intentar frenar la expansión. Se registraron 275 usuarios, que colocaron 1.918 trampas, y atraparon a 7.590 reinas, según detalló el consejero.

Para Podemos, la situación es “alarmante”, y muestra la “falta de eficacia” de las medidas impulsadas por el Principado desde 2016. La diputada insistió en que desde 2014, cuando se detectó su presencia, “el problema ha crecido exponencialmente”. “En 2016 este Parlamento les instó a adoptar una estrategia común para luchar contra la expansión de la avispa asiática, y a día de hoy no se ha desarrollado”, aseguró Valero, que considera insuficiente y “un cuello de botella” que “toda la coordinación consista en poner en marcha una app”. También recriminó que no se hayan desarrollado líneas de investigación para mejorar el conocimiento de la especie invasora y de los métodos para acabar con su expansión.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa