Publicado el: 15 Jun 2018

[Entrevista] Natalia González: “Ante una crisis humanitaria los candaminos somos solidarios”

La alcaldesa de Candamo dice que el concejo está consiguiendo revertir el envejecimiento atrayendo parejas jóvenes

F. Romero / Candamo

Natalia González, alcaldesa de Candamo (PSOE), hace balance de sus tres años de mandato y, aunque le dé cierto rubor reconocerlo, expresa su satisfacción por gestionar un ayuntamiento que tiene un remanente de 1 millón de euros y tiene varios proyectos importantes en ejecución. La actividad de este Consistorio, en donde las mujeres tienen un importante protagonismo, es casi febril. Candamo ha sido uno de los primeros concejos asturianos que ha ofrecido ayuda real a los refugiados del Aquarius.

-¿La propuesta solidaria de su Ayuntamiento de ofrecer viviendas, alimento, ropa y medicinas a los refugiados del Aquarius ha generado cierta polémica…

-Candamo ha priorizado siempre las políticas de Bienestar Social en su acción de gobierno. Tenemos un alto nivel de prestación de los servicios de atención a la dependencia, contamos con una residencia de mayores propia; fuimos casi pioneros en poner en marcha el programa Rompiendo Distancias hace ya 12 años; tenemos un compromiso permanente con la Infancia y con las personas más vulnerables y en riesgo de exclusión; pero somos una Ayuntamiento saneado y ante una crisis humanitaria como ésta, es nuestro deber aportar la ayuda que esté en nuestras manos. La sociedad candamina siempre se ha demostrado solidaria y hoy no será menos.

-Han cumplido cuarenta años del Festival de la Fresa. ¿Mucho tiempo no?

-Es muy positivo poder haber hecho este festival ininterrumpidamente durante 40 años. Ha habido un incremento considerable de productores, 34, con 35.000 plantas subvencionadas. Los fresales se vuelven a ver en Candamo.

-¿Ya tienen fresa autóctona?
-El huerto piloto del Serida tiene 10 variedades que provienen de la tradicional de Candamo. En la cosecha de este año se sabrá cuál de ellas se adapta mejor. Este será el año en que Candamo seleccione su fresa autóctona.

“Este año decidiremos cuál de las diez variedades de fresa con las que estamos experimentando será la autóctona de Candamo”


-¿Cómo está siendo la cosecha?
-A pesar del invierno tan duro que hemos tenido nos hemos reunido con los productores y están satisfechos. La fresa necesita frío.
-En el último tramo del mandato actual ¿que valoración hace?
-Positiva. Trabajamos muy a gusto porque tenemos capacidad para invertir por nuestra economía saneada. La cuenta general se aprobó por unanimidad y, aunque me da vergüenza decirlo, arroja un remanente de 1 millón de euros, su bien solo podemos gastar en inversiones financieramente sostenibles por el techo de gasto. Estamos ejecutando muchos proyectos y preparando otros, como completar el alumbrado público con Led, vamos a comprar un tractor para desbrozar y seguiremos con la renovación de la traída. Estamos ejecutando arreglos de caminos, e invirtiendo en vivienda pública. Además hemos arreglado el tejado del palacio de Valdés-Bazan y tenemos nuevos proyectos en marcha. Conseguimos, gracias a la señalización de la cueva de La Peña, a la fresa, a la recreación histórica y a las citas deportivas, estar en el mapa de Asturias y de fuera.
-¿Decide el gobierno local lo que hay que hacer o tienen en cuenta las demandas vecinales?
– Las demandas se analizan. Las recogemos en asambleas que hacemos con los vecinos, al menos una vez al año y luego la comisión de obras valora la prioridad y la necesidad.
-¿Su Ayuntamiento da mucha importancia a la participación ciudadana?
– Sí. Empezamos por el colegio, con los niños y jóvenes y la creación del Consejo Municipal de la Infancia que fructificó en que Candamo fuera declarado por Unicef Ciudad Amiga de la Infancia. Yo siempre digo que los niños nos ayudan a tener otra visión política diferente que nos enriquece. Luego dimos un paso más, creamos una concejalía de Participación, implicando a las 30 asociaciones del concejo, muchas para una población de 2.000 habitantes. Además están activas. Las hay de mujeres, de mayores, Ampas, de teatro, deportivas… Desde hace años salen proyectos reales para el municipio a propuesta de esas asociaciones. Ahora estamos con el proyecto Construyendo Candamo y gracias a esta iniciativa recuperamos el antroxu, la noche de las ánimas, rutas senderistas…
-¿Cómo les afecta la crisis demográfica de la zona rural?
– A este concejo están viniendo parejas jóvenes porque estamos muy bien comunicados. Nos decía una pareja catalana que aquí se respira calidad de vida. Ello es así porque los servicios sociales funcionan e impiden que, por ejemplo, los más mayores se vayan. Hemos gastado más de 600.000 euros entre planes concertados y la residencia de mayores. También atrae el proyecto educativo del colegio. Los políticos tenemos que sentarnos y valorar qué pasos reales hay que dar para evitar el despoblamiento, empezando por la conectividad. Es imprescindible conectar al mundo rural, entre otras medidas, como la modernización del campo y la apuesta por nuevos cultivos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa