Publicado el: 16 Jul 2018

Alba, con sólo dos cruces

El santuario retira para su reparación uno de los símbolos, de madera, de cara a la celebración de su fiesta, el 15 de agosto

La peña de Alba, con sólo dos de sus tres cruces/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós
El santuario de Alba ultima su puesta a punto para la fiesta del 15 de agosto. Al Norte de la ermita y en el canto de la peña, sobre la aldea de Salcedo, donde normalmente se pueden ver tres cruces pintadas de negro que representan el calvario y dominan toda la zona oeste del Valle de Quirós, estos días los  quirosanos solo pueden ver dos de las tres cruces. La que falta está siendo construida de nuevo pues su base presentaba problemas de sujeción, algo lógico debido a que están fabricadas en madera y sometidas a las inclemencias del tiempo durante todo el año.
Desde allí se pueden apreciar, si el tiempo lo permite una de las vistas más espectaculares de la zona. En la ermita, reconstruida en el siglo XVII, se puede visitar a la Virgen de Alba, patrona de Quirós, cuya festividad es el día 15 de agosto, romería popular a la que acuden romeros de todos los concejos limítrofes (Morcín, Lena, Proaza, Riosa, etc). También se ha institucionalizado, desde hace unos años, una Eucaristía coincidiendo con el día de fiesta del 1 de mayo.
Cuenta la leyenda que la Virgen se apareció en lo alto de la Peña y los vecinos pretendían construirle un pequeño templo en lo llano, los vecinos trabajaban por el día y la Virgen trasladaba lo construido a la Peña por la noche, es por eso que hoy la ermita está construida en lo alto de la Peña donde ella eligió para así poder proteger desde allí a todo el concejo.
Las vistas que ofrece el santuario son de los más espectaculares, alcanzándose a ver:
– Los Huertos del Diablo, Peña Rueda, las Ubiñas, Los Fontanes, Bullas, Barriscal, Montarto, el Picu Gorrión, Peña de Sobia (ya en Teverga) todos ellos dentro del Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa hasta el Pantano de Valdemurio (entrada al concejo si se viene desde Oviedo). En los días especialmente despejados alcanza a verse desde aquí las montañas de Somiedo e incluso los Picos de Europa. También pueden verse desde este promontorio casi todos los pueblos del concejo que se dibujan como de cuento por las laderas de las montañas, a excepción de unos pocos. Si bien Alba no pertenece al Parque Natural, sí forma parte del Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo.
Al lado de la Peña de Alba se encuentra el Picu Cuesta Pena donde está situada una cruz de espejos visible al reflejo del sol. Y desde este Pico mirando hacia el otro lado podemos ver Champaza, Barbachal, Pelitrón, Barriscal, el Bargolete, el Gamoniteiru y Pena Podre.
Si el paisaje es impresionante por la piedra caliza, no lo es menos por la vegas y morteras (zonas de pasto y aprovechamiento principalmente ganadero situadas en tierras próximas al límite de utilización agrícola) en la que pastan numerosas cabezas de ganado. Un peaje que merece la pena ser visitado en cualquier momento del año, pero especialmente entorno al 15 de agosto.

Por otro lado, el próximo 4 de agosto la ermita recibirá a los mayores del concejo en una peregrinación de la asociación que lleva por nombre “Peña de Alba” y en la que se hará una ofrenda a la Virgen.

Aspecto habitual de la peña de Alba

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa