Publicado el: 20 Jul 2018

Un juez impide más restricciones en el Parque de las Ubiñas

El Contencioso da la razón a la Parroquia Rural de Páramo y corrige una decisión del Principado que negaba una subvención para instalar una manga, comederos y bebederos para los ganaderos dentro del Parque Natural

La manga ganadera objeto de la reclamación

 

Redacción / Grado

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha vuelto a dar la razón a la Parroquia de Páramo por una nueva restricción, en este caso a los ganaderos, dentro del Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa. El Principado había denegado una subvención para la instalación de mobiliario ganadero consistente en manga, tolva, comederos y bebederos, dentro del territorio de la Parroquia y para beneficio de los ganaderos.

La subvención fue denegada en base a un informe desfavorable del Director del Parque Las Ubiñas-La Mesa, Jaime Gordo, a pesar de que, según señalan los demandantes, «en el mismo supuesto, la propia Administración del Principado concede idéntica subvención a la Parroquia Rural de Caleao, con la única diferencia de que, en este caso, la Parroquia está enclavada en el Parque de Redes y su Director –acertadamente- no opuso reparo alguno a su concesión».

Esta «diferencia de trato, sin base ni justificación alguna», fue denunciada en el recurso presentado y apreciada por el tribunal, condenando al Principado de Asturias a conceder la subvención solicitada a la Parroquia Rural de Páramo, con expresa imposición de las costas.

Según explica Ángel Lagar, presidente de la parroquia de Páramo «esta decisión judicial evidencia bien a las claras en manos de quién está el mundo rural, el desafuero de sus resoluciones, el atropello sistemático, el abuso y el despotismo de las decisiones adoptadas. No es la primera vez que la Parroquia Rural de Páramo acude a los tribunales en defensa de sus legítimos derechos, y en todos los casos se han logrado decisiones favorables, lo que da idea de lo justo de sus pretensiones».

Recuerdan que este caso es «extrapolable» a muchas otras Parroquias Rurales «que se ven obligadas a impetrar el auxilio judicial para materializar los derechos que en buena lid les corresponden» y advierten que «de continuar este trato discriminatorio, no se descarta la exigencia de responsabilidades personales a sus autores».

 

Comentarios:
  1. Pilar López García dice:

    Es necesario poner al frente de estos cargos a personas que conozcan los problemas de cada lugar.No a incompetentes que solo van a llevarse un buen sueldo.
    El medio rural tiene que tener más atención para que pueda subsistir dignamente.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa