Publicado el: 28 Jul 2018

Expertas en la vida cotidiana

La Asociación de Amas de Casa de Trubia lleva cuarenta años dando apoyo y formación en consumo a las familias trubiecas y organiza el homenaje a las madres

María José López Ciaurritz; Fifí Quiroga, Josefa Expósito, Delfina Méndez, María Luisa García y Carmen Hidalgo, en la plazoleta de Trubia

Redacción / Trubia
“Es un trabajo de 24 horas al día los 365 días del año, sin remunerar. Y requiere dotes de enfermera, economista, cocinera, educadora. No es ninguna tontería”. María José Quiroga, Fifi, presidenta de la Asociación de Amas de Casa de Trubia, resume “la esencia” de una dedicación, la del ama de casa, muchas veces invisible y poco valorada socialmente, y que suele recaer sobre las mujeres, “las que están en el mercado laboral y las que no”. A las Amas de Casa de Trubia es difícil no tenerlas en cuenta: son mujeres fuertes y optimistas, de las que “tiran para alante” y no paran. La asociación se fundó en 1979, el año que viene cumplirá cuatro décadas.
“La asociación organizaba muchas actividades, por ejemplo clases de pintura, de manualidades y decoración o de corte y confección, para que los niños estuvieran atendidos y las madres tuvieran un poco de respiro”, rememora Carmen Hidalgo, cuya madre ya fue socia. “Lo hacía todo la asociación, sin ninguna ayuda, y eran actividades que había que pagar”, puntualiza Josefa Expósito, actual tesorera de la entidad.Tenían un local en el edificio del Casino de Trubia. “Yo fuí la primera secretaria, y fuimos a ver al coronel, porque antes el edificio era de la fábrica, para pedir un loca. Por la mañana lo tenían los pensionistas y por la tarde, nosotras. Ahí organizábamos todo, tenía cocina, servicios, daba gusto”, recuerda Fifi Quiroga. Ahora carecen de local, pero no de actividades: organizan una excursión al mes, “siempre con alguna actividad cultural, no salir por salir”, salvo dos meses en verano, y en septiembre organizan una salida de más días.
La presidenta de la asociación preside también en la actualidad la asociación de amas de casa Nuestra Señora de Covadonga, de ámbito regional, “porque todas las asociaciones de Asturias estamos federadas”. Forman parte de numerosos consejos regionales a los que llevan la voz y el punto de vista del colectivo, como el Consejo de Igualdad, el de Juego o el de Sanidad. También tienen un gabinete jurídico que orienta a los consumidores y usuarios, “por ejemplo si hay que plantear alguna queja por un servicio deficiente, un viaje, una compra, prestamos asesoramiento”.
“Además de asociación de amas de casa, somos asociación de consumidores y usuarios. hemos dado charlas y talleres sobre las etiquetas de los alimentos, por ejemplo, o las compras por Internet, o la interpretación del recibo de la luz. En éste último aspecto, por ejemplo, hemos pedido al Principado que haga una campaña para dar a conocer el bono social de la electricidad, al que muchas familias podrían optar pero no lo hacen por desconocimiento”.
Respecto a Trubia, las Amas de Casa están satisfechas, sobre todo con el tejido social, “estamos muy unidos y colaboramos mucho, es un tejido asociativo muy fuerte”. Ven al pueblo más cuidado, “se van haciendo cosas”, aunque echan en falta una actuación decidida para proteger el patrimonio, “porque hay casas con auténtico valor, como los pabellones de la fábrica que están donde el Vasco o las casas de la Bombilla, que están cayendo. Y el museo, que tanta gente atraería”, puntualiza una de las socias, Luisa García.

La Asociación de Amas de Casa de Trubia está integrada solo por mujeres, aunque no vetan a los hombres: teóricamente, podrían asociarse. Sí van a las excursiones mensuales que organiza la asociación, que organiza numerosos viajes culturales durante el año. “A esas excursiones dejamos venir a los hombres, y la verdad es que son muy buenos, no protestan nada, protestamos más nosotras”, aseguran.
La asociación tiene unas 170 socias, aunque no todas están en activo, “algunas siguen pagando la cuota para apoyar”. Son 12 euros al año que sirven para mantener vivo el espíritu de compañerismo y organizar las actividades anuales. La asociación colabora con las otras asociaciones de Trubia, como la Asociación Cultural, la de Festejos o la de Vecinos. “Somos una plataforma y nos echamos una mano unos a otros”. También están colaborando en la celebración de los actos del centenario del Casino Obrero de Trubia, participando por ejemplo como jurado en el premio de Pintura Rápida, o donando objetos para la exposición sobre la vida cotidiana del pueblo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa