Publicado el: 31 Jul 2018

Intenso campeonato de bolos de Asturias por parejas en Grado

Los pravianos Pelayo y Héctor se impusieron en una competición de bolo batiente organizado por la Peña Moscona y que tuvo momentos épicos

Los equipos participantes tras el encuentro

P. R./Grado

Con un total de 16 parejas de jugadores se desarrolló en la jornada del domingo el Campeonato de Asturias por Parejas en la modalidad de Bolo Batiente.La Peña Moscona de Bolos fue la encargada de organizar el torneo en colaboración con la Concejalía de Deportes y la Federación Asturiana de Bolos. Durante la mañana se llevó a cabo la tanda clasificatoria en la que 8 parejas pasaron a disputar por la tarde los enfrentamientos directos de cuartos, semifinales y final. Unas eliminatorias en la que hubo matices de gesta épica en cuanto al tesón demostrado en el juego, el compromiso con el bolo batiente y el vínculo entre compañeros.

Estamos hablando de una modalidad tradicional del Centro Occidente de Asturias muy arraigada en el siglo pasado que en la actualidad no pasa por sus mejores momentos. Consciente del retroceso en el número de boleras y de jugadores, el Ayuntamiento moscón está colaborando en el intento de  recuperar una parte del patrimonio cultural y deportivo del concejo, prueba de ello es la construcción de la bolera ubicada en el Parque Manuel Pedregal que acogió el pasado domingo un campeonato en el que la garra y la pasión que trasmitieron los jugadores dieron evidencia de la necesidad de este tipo de instalaciones.

Ya en los cuartos de final uno de los dos jugadores pravianos, Pelayo, daba muestras de una lesión en el muslo que le estaba dificultando los lanzamientos, pese a ello, junto con Héctor, su pareja en el torneo, consiguieron clasificarse para las semifinales. Los vendajes, el hielo y el pundonor que demostró Pelayo hicieron que Héctor se metiese más, si cabe, en la partida, intentando complementar la merma física que comenzaba a apear preocupantemente a su compañero. El trabajo conjunto dio sus frutos, de manera que consiguieron imponerse a Fernando y Alfredo para pasar a la final.

Javito y Sergio habían dado muestra de una gran fortaleza en la otra semifinal, imponiéndose en una partida muy ajustada a Suso y a Fabián; se les veía que iban a por todas en la final. Pelayo lanzaba cada vez con más dificultad sin poder disimular los gestos de dolor. El público suspiraba cuando comenzaba la carrera y aplaudía cada bola que enviaba a la piedra sobre la que se asentaban los bolos. Parecía como si la dolencia de Pelayo multiplicase el ímpetu de Héctor que se mantenía certero y exaltado en los lanzamientos. Javito y Sergio tiraban con mucha potencia, como lo habían hecho en las eliminatorias anteriores, tal vez un poco menos certeros. Pelayo había empezado a lanzar con una bola menos pesada de lo habitual, evitaba forzar la pierna lesionada y compensaba la falta empuje con una excelente colocación y trayectoria de bola. Su compañero Héctor se mantenía constante tanto en el esfuerzo como en la puntería. Y así se pusieron por delante en la partida, conservando la ventaja: uno a base de sufrimiento y maña en el juego, el otro prácticamente intratable en los resultados. Mientras, Javito y Sergio les iban a la zaga, también con gran pundonor, pero sin poder alcanzarles en la puntuación. Y así hasta que Pelayo y Héctor alcanzaron los puntos que les daban la victoria final en un torneo que dio claras muestras de la implicación que los jugadores del bolo batiente siguen teniendo con el deporte y la cultura tradicionales. Una implicación que sigue manteniendo a día de hoy un octogenario jugador, Cernuda, vecino del barrio moscón del Casal, y por la que se le fue entregada una placa de manos del presidente de la Federación de Bolos de Asturias, en reconocimiento a su trayectoria en el ancestral mundo del bolo batiente.

 

Campeones: Pelayo Álvarez Fernández / Héctor Sánchez Menéndez, de la Peña El Tronco de Pravia

Subcampeones: Sergio Pérez Menéndez /Javier Pérez Rodríguez, de la Peña El Castillo de Salas

Terceros: Jesús Antón Arias/Fabián Rodríguez Menéndez, de la Peña El Castillo de Salas

Cuartos: Fernando Blanco Rodríguez/Alfredo Vega Rodríguez, de la Peña El Tronco de Pravia

 

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa