Publicado el: 06 Ago 2018

Los ecologistas alegan contra el proyecto turístico de Linares

La Coordinadora Ecoloxista denuncia irregularidades en el plan especial de la localidad de Proaza

Linares

Redacción/Grado

La Coordinadora Ecoloxista ha denunciado hoy la existencia de irregularidades en la tramitación del plan especial que permitirá construir un pueblo turístico de alto standing en la localidad de Linares, en Proaza. Los ecologistas han presentado alegaciones al plan urbanístico.

“Se trata de un proyecto de construir dos edificios de apartamentos con un toque futurista en esta aldea por cierto con fuerte pendiente, que resalta más las diferencias paisajísticas con el resto de casas de la aldea de Linares con 11 vecinos viviendo. El modelo de urbanización que se plantea conlleva una segregación o división de fincas a partir de una finca matriz o registral que está prohibido por la actual normativa. Esta es una de las muchas irregularidades que se pretenden cometer con este proyecto turístico, por lo que entendemos que es inaceptable por las ilegalidades que presenta”, afirman los ecologistas en un comunicado de prensa.

Además aseguran que “en ningún caso se acredita que se hayan obtenido  los informes preceptivos y vinculantes que se establecen por la legislación sectorial tales como los abastecimiento de agua, saneamiento, impacto del acceso rodado para lo que se deberá de detallar las condiciones del actual y de su conexión a una carretera local, el impacto del aumento del tráfico”. Y defienden que “La urbanización que se pretende puede ser contraria a lo establecido entre otros por el artículo 138  del TOTU,  de acuerdo a las Condiciones de la edificación, en la delimitación de los núcleos rurales se deberá tener en cuenta la conveniencia de potenciar el aprovechamiento del interior del núcleoasí como la de evitar un crecimiento excesivo que no guarde proporción con las necesidades de los residentes. El planeamiento no podrá autorizar en ningún núcleo rural un incremento del aprovechamiento urbanístico ni del número de viviendas que suponga elevar el conjunto del núcleo a más del doble del ya existente”.

También alegan que “no se valora el impacto en la fauna y flora que hay en el entorno, entre el que hay especies protegidas como el oso al ser una zona de expansión de la especie, que se verán afectadas por la presión turística en la zona. Por eso creemos necesario que se incluya un trabajo del impacto en las especies presentes en el entorno”.

Comentarios:
  1. pepe dice:

    Que guapo ye ser ecologista sentau en un despachu con el aire acondicionau

  2. david dice:

    Las leyes tienen que respetarlas todos. Aquí no vale lo que sea con barra libre. Si se hace algo que sea legal y bien.

  3. Mayte Zapico dice:

    Vuelven los ecologistas a cargar sobre Linares. Hay algunas cosas que decir.
    Esa preocupación por los vecinos es un brindis al sol; la página de la Coordinadora tiene un precioso artículo de como puede convivir el lobo,con los recursos ganaderos, pero no hay huevos, para irá explicarlo a esos vecinos por lo que tanto se preocupan.
    No veo yo tampoco que se hallan preocupado mucho, por defender unos accesos dignos tanto desde Castañeo o desde Proaza, para esos vecinos que tanto estiman y que tienen que lidiar con una carretera más que difícil sobre todo en los meses más duros del año y que además complica, actividades tan agresivas como el ciclismo o la llegada de residentes temporales que cuidan del entorno y ayudan a que el pueblo no acabe por desaparecer.
    Surge la posibilidad como ya he dicho en otros comentarios sobre el tema, de dar cauce a un proyecto que de cauces de futuro a Linares y tocamos a rebato en vez de sentarse con los responsables y ajustar para que todo vaya en beneficio de Linares y su entorno, creando riqueza sostenible.
    Lo que ocurre es que cuando se crea una secta de puros, no hay hueco para diálogo y colaboración.
    Y si el líder de la secta es una Casandra advirtiendo a los dioses astures de todos los males, para justificar su papel, apaga y vámonos.
    En el fondo lo que quieren es que desaparezca el paisano y el mundo rural y quede un paraíso a su gusto, donde puedan levitar.

  4. pepe dice:

    que lleven los jabalis pal campo san francisco y que los cuiden los ecologistas que tan muy folgaos

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa