Publicado el: 15 Ago 2018

Sobre la mancomunidad de los valles del Trubia

María Amor ÁLVAREZ ARDURA
Juan José GARCÍA ÁLVAREZ
Adrián GAYO RODRÍGUEZ
El gobierno actual de Teverga (IU) nunca quiso que la Mancomunidad desapareciera como permitieron los gobiernos del PSOE que la dejaron morir, en enero de 2015, por no adaptar sus estatutos y competencias.
Los anteriores gestores plantearon una disolución apresurada, con un reparto irracional del personal e incorporándolos a los Ayuntamientos, muchos de ellos como el de Teverga, con una situación económica muy delicada, y oprimiendo así la capacidad de gestión de nuestras entidades locales.
Los gobiernos del PSOE destruyeron nuestra Mancomunidad, lo que debería haber sido un ente para el desarrollo de la comarca, tomando como centro la promoción de nuestro territorio y la Senda del Oso, acabó siendo un nido de rencillas personales que provocó su colapso, y en esto nada tuvo que ver el gobierno actual de IU en Teverga.
La gestión catastrófica -y disparatada- de  la Mancomunidad se definió por actuaciones clientelares, que la sobrecargaron de personal y de competencias, haciéndola inviable y alejando sus objetivos de una gestión conjunta del territorio, como podía haber sido la promoción y desarrollo de la Senda del Oso, y que la sometieron, por parte de sus anteriores gestores, a una disolución apresurada y sin acuerdo entre sus miembros.
Además, como venimos explicando, la desaparición de la Mancomunidad dejará huérfana a la Senda del Oso en su momento de mayor esplendor, y a través de un ente que debería haberse dedicado a impulsar esta infraestructura y no a servir de cortijo habitual del Alcalde de turno que la dirigía.
La Mancomunidad podría haber tenido futuro, simplemente fijando unos objetivos claros, y a través de la cual podíamos haber impulsado, y tener impoluto, uno de los mayores atractivos y motores turísticos de la comarca.
La situación actual fue fruto de esa disolución apresurada, que se planteó de la mano de la representación unánime del PSOE comarcal en la entidad, y que debido a intereses particulares: recelos entre Alcaldes del PSOE, plantearon darle carpetazo a la Mancomunidad de mala manera, sin aclarar su patrimonio, ni tomando como base cuestiones objetivas; simplemente buscaron darle carpetazo, a ciegas, y cuanto antes; para ocultar las vergüenzas de su nefasta gestión en nuestro patrimonio comarcal.
Desde nuestro concejo, Teverga, buscamos desde el primer momento un acuerdo integral, que sea justo para todos y que no perjudique a nadie, para repartir los bienes; pero queremos que se utilicen documentos reales y no la vorágine de suposiciones, declaraciones orales, acerca de si la Mancomunidad realizó o no tal operación de inversión.
Los hechos deben tener soporte documental y no forjarse mediante afirmaciones orales como si la cuestión se tratara de un acuerdo informal entre amigos: ¡gestionar el patrimonio común es una cosa muy seria y debe implicar una gran responsabilidad!
Por eso desde el Ayuntamiento de Teverga propusimos, en la última reunión mantenida en la Mancomunidad, y asistidos por técnicos municipales, llegar a un reparto de los bienes en base a un acuerdo real sobre las inversiones y se entendió, como propusimos, que lo más adecuado era tomar como base los presupuestos de la propia entidad para realizar el reparto.
Tras recibir la denuncia entendemos que la representación y dirección del PSOE en este ente lo que pretende es que Teverga pague la deuda para dar carpetazo a la Mancomunidad y hacer un reparto a su medida y tratar ocultar sus miserias en esta gestión antes de que lleguen las elecciones municipales y pueda salpicar a sus regidores locales.
El gobierno de IU en Teverga se caracteriza, precisamente, por pagar las deudas, generadas por las gestiones del PSOE en nuestro Ayuntamiento, como es el caso de la deuda de la Mancomunidad, pero defendemos establecer unos criterios reales con documentación fiable, porque no hay que olvidar que precisamente lo que impide llegar a un acuerdo es la mala gestión de los últimos años en el ente y la desaparición documental, patrimonial y demás desmanes ocurridos en nuestra Mancomunidad.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa