Publicado el: 16 Ago 2018

Salas alarga el cierre de la hostelería durante todo el año

La nueva ordenanza de horarios se estrena con la fiesta grande del concejo, con la intención de armonizar ocio y descanso en la villa durante las celebraciones

La plaza de Salas, durante la lectura del pregón el pasado martes (Foto: Ana P. F.)

Ana Pérez Feito-Redaccion /Salas

La nueva ordenanza municipal que permite la ampliación de horarios de apertura en locales hosteleros y espectáculos públicos ha entrado en vigor coincidiendo con las fiestas grandes de la villa. La medida, aprobada por el pleno el pasado 26 de junio, busca armonizar tanto el ocio de los salenses como su derecho al descanso. Las celebraciones con motivo de la Virgen del Viso y el arranque de las fiestas del bollo sirvieron para poner en práctica una normativa reclamada por los vecinos, en previsión de que las fiestas, su disfrute y su esparcimiento, en todos los sentidos, son para todos los salenses.

Salas se viste de fiesta. Como cada año, con la llegada del 15 de agosto la villa disfrutó del reencuentro señalado con la celebración de las Fiesta de la Virgen del Viso. El martes por la noche tuvo lugar la lectura del tradicional pregón en la Plaza del Ayuntamiento, comienzo oficial de las fiestas del bollo que congrega a salenses residentes y a un buen número de emigrados que, aprovechando el período vacacional, regresan con motivación doble a su patria chica.

En esta ocasión, las encargadas de la lectura fueron las hermanas Carmen y Teresa de Aspe, representantes de la empresa Carajitos del Profesor, que este año cumple su centenario. Las hermanas tuvieron en su lectura un recuerdo especial para Marichu, su madre y para Falín el Profesor. «Por ellos» señalaron ambas, les supuso «una gran ilusión ser las encargadas de esta lectura». También quisieron destacar «el sentimiento que despierta la Virgen del Viso, patrona de Salas para todos los salenses». Ayer miércoles, Día del Viso, tuvo lugar la romería en torno a la ermita de la Virgen, cantada por la Coral Villa de Salas y acompañada por el grupo de gaitas, seguida por la habitual comida campestre que amenizaron la Charanga Picante, de Gijón y el grupo de gaitas Aires de Valdés. A la bajada, por la tarde, un pasacalles musical recorrió las calles de Salas, y de noche concluyeron los actos festivos con la gran verbena, en la que actuaron Charanga Picante, Charanga Paentamala y Banda de Gaitas Aires de Valdés.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa