Publicado el: 18 Ago 2018

Duelo de dictadores

Por Plácido RODRÍGUEZ

Unos que hay que exhumarlo, otros que sacar los restos es remover el pasado. Unos que el gobierno tiene legitimidad para hacerlo, otros que la familia es la que decide. Unos que fue un dictador vengativo, otros que hizo mucho por España y nos libró de la II Guerra Mundial…
¿Cómo?¿Que después de décadas de misterio, por fin se desvela el contenido de la entrevista que mantuvo con Hitler en Hendaya en el interior de un tren blindado?
Franco —No sabes qué ganas tenía de verte el bigote de cerca. En las fotos pareces más alto; pero, si eres igual de canijo que yo.
Hitler —Vaya, ya empezamos. ¡Ejem! A mí también me hacía ilusión verte, así puedes pasarme la dirección del sastre que te hace esos pantalones bombachos que te gastas.
—No te preocupes por las medidas, que en El Corte Inglés los tienen pret a porter. Ya te mando unas cuantas tallas y escoges la que mejor te quede.
—Es que eso del Inglés me contraría un poco ¿sabes? No consigo invadirlos como Dios manda.
—No lo entiendo. ¿Por qué quieres invadir El Corte Inglés? Si es sólo una tienda que puso un asturiano en Madrid.
—Qué me importa a mí la tienducha ésa, a quien quiero invadir es a los ingleses.
—¡Ah…! Pero no te estreses, que se te va a despeinar el flequillo; vamos a tomar unos lingotazos de orujo de mi tierra y relajarnos un poco.
—Está bien, vamos a tomar un trago.
—Es un poco fuerte…
—Oye, tío canijo, que soy de raza aria.
—Vale, pero luego no digas que no te avisé.
—¡Arggffsss! Por el mostacho de Von Bismark ¿Cómo podéis tomar este matarratas los españoles? Yo me paso a la cerveza.
—Desde luego —Hablando para sí— Vaya flojos que son estos otones, así no invaden Inglaterra en la vida.
—¿Qué dices? ¿Quieres un poco de cerveza bávara?
—Me sienta fatal; por los gases. Me tiro luego unas pedorretas…
—Entonces será mejor que no la tomes, porque este vagón está blindado e igual nos asfixiamos dentro.
—¡Anda! Lo mismo que les pasa a los judíos en tu país.
—Sí, algo parecido. Bueno, vamos al grano. Quiero que me dejes el campo libre para machacar a los ingleses en Gibraltar
—No sé… Así de repente… Una decisión de este tipo tendría que consultarla.
—Pensé que tenías más autoridad, renacuajo. ¿No puedes tomar tú sólo esa decisión sin consultar con tus generales?
—No, a mis generales no tenía pensado. Al que me lleve la contraria lo mando a África. Sólo tengo pensado preguntarle a Carmiña.
—¿Carmiña? ¿Qué es, algún nombre en clave?
—Sí, hombre, la clave de la parienta.
—¡Vaya! Tu esposa. Pues si Alemania depende del consentimiento de una mujer para poder atacar a los ingleses, apañados vamos. Mejor me marcho a comer unas almejas a Biarritz y pienso por el camino una forma mejor de machacarlos. AufWiedersehen.
—Pues nada, auf…Eso.

Comentarios:
  1. Pilar López García dice:

    Un diálogo co mucha contundencia.Si hubiese transcurrido así,nos hubiésemos ahorrado la segunda guerra mundial.
    Y también el dolor de cabeza de Pedro Sánchez con su eterna obsesión.
    España es bastante más que una tumba en la que hay que dejar en paz a quien la ocupe.

    • Nombre. TRANSPORTISTA CENICIENTO dice:

      Se saca el polvo de los huesos del asesino dictador del hoyo. Se mete en una caja de cartón. Se entrega en la casa de los herederos y si no abren se deja en el felpudo y que lo vuelvan a enterrar.. o que se lo lleve el viento..

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa