Publicado el: 24 Ago 2018

Semblanza de mi pueblo, barrios y recuerdos de mi niñez

por Roberto PÉREZ LÓPEZ
(ex alcalde de Belmonte de Miranda)

 

 

Barrio de Los Caleyos.
Quiero comenzar por el barrio donde yo vi la luz: Los Caleyos. La casa del Llano, Marcelino, Florina y su tía Etelvina. La Rectoral, con el cura Don Aurelio y su sobrina. La casa Teresa (Celso y Avelina). Al lado, la casa del neno Tablao, habitada por Manolo el chorizo, María y familia. La casa de Callajo, con Carmen Lala y Ángel Montes. En la zona alta de Los Caleyos, Antón el Molinero y su hermana María. En las viviendas de al lado, Antolis, Veneranda y familia. Un poco más allá la casa la de la lista, habitada por Servando (la lista), su esposa Manuela y familia. A continuación, la de Manuela y Manolo Tino. Bajando la cuesta de Los Caleyos, en la panera vivía Caridad y familia. En La Casona, Antón el alguacil y Ciona (la mondonguera). Un poco más abajo, en dirección al regueiru, la vivienda de Lorenzo y familia. A continuación, María Cesaria. Siguiendo la línea, la familia de Eloy Martínez, Teresa y familia. Frente a la fuente y la figal, Ramona la cacherrera (famosa por la venta del periódico La Nueva España) y su marido José el de las máquinas. En la panera, Amparo la hojalatera su esposo y Elpidio, como transeúnte, vivió Pacho la gocha. En la Calea Lupe y familia, al lado Sandalio, Soledad y familia. A continuación Braulio, Fina y familia. En la esquina de la Calea, Obdulia, famosa por sus pasteles y Ludivina. También en esa vivienda, en el piso de arriba, Benjamín el madreñeiro, Elena y familia. En la calle alta, en la panera, vivió Urbana, el Trompo, el Parralo y Trini. La casa de María Castañera (donde yo he nacido). Siguiendo hacia la plaza, la casa de Mercedes la de Manolón, habitada por Bernardo (Verderón), Teresa y familia, en el piso superior vivía Neira, Isabel e Isabelita. En frente de esta vivienda, la casa de Ricardo el de la Fonsa, con Ricardo, Carmen y familia. Siguiendo hacia la plaza, Casa las Cucas (antiguas telefonistas).
Barrio la Chocla.
Casa Feito (municipal) esposa Telva y familia. Siguiendo en dirección a la plaza, la casa de Mario el del Registro y familia, también habitada en su día por Margarita y Gumersindo (funcionario del Registro de la Propiedad). En dirección a la plaza, casa del carrobo, Manolo, María y familia. Al lado de esta vivienda, casa el Meruxano habitada por José, María y Peña, detrás de Jose el meruxano, la sardinera y sus populares hijos, Conuto, Bolengo y Tano la mata Pacita, Fina y Vitorino. Más allá Manuela y Jose Maria y Pili.
En la plaza (hoy Pío XII), el comercio de José Antonio, en el piso superior, José Antonio, Sagrario y familia. En el piso superior de esta vivienda, María, el cura, Zoila y Pepe. Al lado, Casa Constante, Maruja y familia. En el piso superior administración de correos. En la Plaza Concha Heres, casa los Pachicos, Gumersindo Alba el Ferretero y su esposa, Antonin “el Campeón” y Evangelina.
Siguiendo hacia la calle Concha Heres, Casa de Don Blas, habitada por Sabino Pérez Begega y Aurora Veovidez (la muda). En la parte inferior, telégrafos Pepe Pinillos y Alicia (peluquería). En frente de esta vivienda, casa de Maria Antonia habitada por Pepe y Margarita y su tía Rosario. En el piso superior, Luis de Tablao y Amelia y familia. Al lado de esta vivienda, casa las Estefanías. En frente, casa Virginia Murillo y familia. En la parte inferior, en la antigua farmacia, expendeduría de tabacos, habitado por Elisa Montaña. Al lado, la casa de Don Zoilo habitada por el secretario del ayuntamiento Don Ignacio Sánchez y Maruja. En el siguiente número, casa de Joaquín y Joaquina. En la vivienda del juzgado, el médico Pruneda y ocasionalmente Francisco de Asís (Juez). En la panera de la calle, María Sidora. Casa de Doña Eufrasia, habitado por Álvaro y Maruja. En el edificio del pigüeña, Emilio el recreo y señora. En el otro piso, Amarín, Maruja y familia. En la casa del puente, llamada de los Vigiles, Elisa y familia. En la esquina, Rosario Pacholeón. Frente a este edificio, la casa de Concha Ramírez (antiguo Registro de la Propiedad), este edificio es habitado por Gumersindo y Margarita; en la buhardilla Ricardo, Hortensia y Valentina (Las Levas); en el primer piso el médico Juan Guerra Campos y familia; también vivía Don Guillermo Menéndez del Llano (abogado y familia). En la esquina del juzgado, casa Ricardo el meruxano (nuevo) su esposa Pilar y familia, habitado por Ricardo, esposa y familia. A continuación, en el antiguo bar verde, en el primer piso Herminia y Pura, en otro piso Felisa y su madre Amelia, en el piso superior, José López (depositario del ayuntamiento), Eloísa y familia. Familia de Paco Ruíz (funcionario del Registro de la Propiedad). Un poco más allá, Casa de los Pachecos, habitada por Emilia, Paco Boticario, Manolín y Marujina. Calle párroco Belarmino con Casa el Recreo, habitada por los hermanos Hevia: Olga, Jesús y Plácido. Siguiendo más adelante, La casa el Fornelo, habitada por Ramiro el zapatero y familia. A continuación, Benigno, Oliva y familia. Al final de la chocla, el Convento, habitado por Manolo (el convento), su esposa Milagros y familia.
Las Corradas.
En la Avenida del parque, en las antiguas cárceles del partido, vivía el carcelero Regino y su hijo Azulete. En dirección al parque, el antiguo Llagarón habitado por José Antonio, Adonina y familia. Seguimos y nos encontramos la casa de Aurelio y su sobrina Apolonia. Un poco más acá, la casa de Eustaquio, habitada por Eustaquio, Elena y familia. A continuación, vivía Celedonio y María Celedonia. En la vivienda frente al puente estaba la casa de Rogelio Peliz, habitada por Rogelio, Rogelín y Marta. Siguiendo en dirección al Ayuntamiento, vivienda habitada por Marcelino Pacholeón y su esposa. Un poco más allá, casa de Marqués Arango, comercio y banca, habitada por la familia Marqués Arango. Continuamos y nos encontramos con la vivienda de los Balseras (antigua farmacia) en su día habitado por José Balsera. A continuación, casa de la montouvana, habitada por Carmen y familia. En el banco del norte, casa de Serafín, habitada por la familia de Serafín. Ya nos encontramos en el edificio llamado Casa Consistorial. Más adelante, la casa de Don Celso, habitada por Don Celso, Carmina y familia. A continuación, comercio Marcelino Rey, Concha y familia. Siguiendo hacia la plaza la constitución, la Casa del relojero, habitada por Aurelio García González (antiguo alcalde) Domitila y familia. Un poco más allá de esta vivienda, cuartel de la guardia civil, habitado por Guardia Civil, con permanencia de algunos Guardias como Arcadio, Rosendo y Virgilio. Casa la Mariquita, habitada por María Castañera (vendedora ambulante) y sobrina. En la parte opuesta, vivienda habitada por Leonido el de Vigaña. En frente Belarmino (Mino). En la misma plaza de la constitución, casa de los de María de Villar habitada por José María Villar, esposa Josefa y familia (comercio de Venancio y señora). En el piso superior, Marcelino el panadero y Adoración. Al lado de este edificio, Xuaco (pescador famoso) y su hermana Inés. Un poco más allá, en la vivienda baja, Lola Cano. En la parte opuesta de esta vivienda, Belarmino Parrondo y familia; en la parte superior, José María (manguinas) Teté y familia. Frente a este edificio, la antigua central eléctrica de Belmonte, siendo empleado de la misma Sandalio López. Un poco más arriba, casa de Don Jose Antonio Vigil, llamada la casa de las Corradas, habitada por Doña Lucía Vigil, Luis Miranda (funcionario municipal) y Ritina.
Pepe el Alguacil (antes jardinero), Delfa madre de Aurelio y sus tres hijos. En casa Jose María Villar, Amador el Ferreiro y su esposa e hijos. En las Corradas, Los Romanones y más arriba los de la Rapieguina y Máximo el goxeiru.
Al lado del reguero, el jardinero, Lola y familia. En la carretera general, frente a Casa Basilio, Prieto carpintero, esposa y familia. Poco más abajo, casa de Hilario y Carmina.
En Casa Ramonones, Estrella y Guillermo, Rapierina Gonzalo y Familia.
Calle la cuesta (Milagros)
Laureano su esposa Rosa y familia. En la vivienda contigua, el guardia Barreira y su esposa Fermina. Al lado, Angelina León. Comercio Felix el monotuvano. Siguiendo la calle la cuesta, comercio de Manolín, María Javiela y familia. A continuación, los de Rosa Flora: Jose María, Dolores y familia. En la esquina de esta calle Casa Milagros, Milagros, Tiadoro y familia. Las corradas, la casa de Aurora. La casa de Alfredo el conde y famili. Siguiendo este barrio, Casa la Capitana, con Pepín, José Antonio (Brocha) y su madre Josefa. Al lado, casa de Juanito el barbero, habitada por Juan, Pepito y Juanin (muy querido entre todos los belmontinos). Más allá, en pleno barrio, la casa de Manuel el de carretera y familia (los de carretera). En la parte superior, Emilia la trena y el su hijo el Pi. Casa de Clemente el madreñero, esposa y familia. Frente a este edificio, Vicente el barrendero y familia. Casa del Rapín, habitada por Fructuoso, su hijo Antón el carpintero y familia. Más allá, la Casa la Monina, al lado de Eugenio Inchausti y familia. En la esquina de esta plazoleta, Pilar y su hijo Tino. Casa de los Pacholeones, antigua Guardia civil, habitada por familia María Pacholeon. En la panera de la plazoleta vivió José (el chivo) y su esposa Pacita. Don Ramón Gutiérrez llamado el filipino. A la derecha de esta vivienda, casa del jardinero. Al final de este barrio, la peña del can, habitada por Antón (defonso), Alicia, Nero y familia. Casa de Don Bernardo, habitada por Don Bernardo Valdés y sus hermanas. Al lado de casa Valdés, casa de Alfredo el conde y su hijo, el famoso Marrón y su trompeta. Siguiendo dirección Oviedo, casa de Juanito el de la durera. Famoso salón de baile, habitado por Juanito, Carmina y familia. Frente a esta vivienda, la panadería de los hermanos Quintana, Manolo y Miguel, habitada por esta familia (Tito). Más abajo, casa Sierra (ferretería), habitada por Sierra, esposa y su hija Angelina. En frente, carnicería José Ramón Arias, Eduviges y familia. Más abajo, escuelas municipales habitadas por diversos maestros, siendo el de mayor permanencia Don Manuel Cachero y esposa. Al lado de este edificio, casa de Don Florento, habitada por Don Florento, Don Pepito, su esposa y Constante (administrador de correos); en este edificio estuvo la antigua administración de correos. Frente a este edificio, casa de Basilio habitada por Basilio el sastre, María Luisa y Federico. Al lado, Casa la Cubana, habitada por Mon la Cubana y su madre Sofía. Manuela la carnicera y Antón el carnicero (carnicería). A continuación, comercio regentado por Rafael. Luego, la Fonda Cela regentada por Consuelo y su hermana Ramona. Más abajo, comercio de Tino Jiménez. A continuación, Casa Carmina, (café), habitada por Carmina Jiménez, Pedro, Puente y señora.
Barrio del Bugón.
En el barrio del Bugón en la parte posterior la vivienda de Rosa y Rosita. Un poco más allá la casa de María Modesta habitada por Manuel. A continuación, la casa del Constante el carabinero y hermana Josefa. Un poco más allá, el zapatero de la Reguera con su famoso dicho “no se fía ni se distingue amistades en el taller” también habitada por Gervasio y José María Puente. En la parte inferior, el estanquillo (comercio), habitado por Gumersindo y Josefa el estanco y familia. En la parte de atrás de este edificio, casa del santin, José Antonio Pacho Carretera, precursor de la ramera y su familia. En frente de esta vivienda, los de cano. Antón de Urbana (zapatero) y Genoveva. Más adelante, casa de catalina, con Catalina y Esperanza. En la parte de abajo casa Don Antonio de Concepción y en la parte inferior estanco, los hermanos Hevia, Antón, Gerardo y su esposa María, en la parte superior, la familia de Don Antonio González. Más adelante, la casa de Pericucho habitada por Braulio y familia. En el molino, Oliva y Picholo. Rita Arturo y Hortensio. En la parte superior del Bugón la Taurana, José María (Truman) y María Ventura.
Barrio Las Regueras.
Casa de Juaco el fielato Quiniqui y familia y frente a esta vivienda en la propia reguera, casa habitada por Gonzalo el madreñeiru y su esposa Cleofé y familia. Más abajo, casa de Protasio y Joselín, en esta vivienda estuvo habitada por Protasio, capataz caminero, por su hijo Tasín, también capataz e Isabilita. En este edificio, de manera anexa, la famosa fábrica de gaseosas y sofones, regentada por Joselín, su esposa Lolina Lola y Rita.
En la Castañal.
Aurora la poderosa y Pepe el puepo.
En la carretera General los prietos, Manuel Esperanza y familia (Carpintero)
Como asiduos Lorences y el Bonito y como visitante el personaje popular Jose García (Carreño)
Mi deseo es que esta descripción de los habitantes de mi pueblo en los recuerdos de la niñez ,donde los juegos eran la bigardia, el escondite, el cascajo, el rey cojo, guardias y ladrones, la carrera de chapas, el fútbol con pelotas de trapo, eran nuestras diversiones que nada tienen que ver con los juegos actuales (videojuegos tales como el Fornite, FIFA, Pokémon). Antes nuestros juegos servían para unirnos en convivencia con algunas rivalidades, hoy los juegos actuales como las videoconsolas sirven para cerrarse en las habitaciones.
No sé qué tiempos son mejores.

(Ruego excusen algún olvido, piensen que las neuronas ya no están en plena actividad como en los años que yo viví mi niñez. Felices Fiestas de San Antonio 2018.)

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa