Publicado el: 27 Ago 2018

3.360 firmas piden rehabilitar las cercanías de FEVE

Una campaña en internet solicita un paquete de mejoras del servicio, que este año acumula cancelaciones, impuntualidad y abandono en la línea San Esteban-Trubia-Oviedo

Tren de FEVE en Trubia (Foto: F. Lopez Ledo)

Redacción / Trubia

La líneas de cercanías de la antigua FEVE, que desde 2013 forma parte de RENFE, se mueren por abandono y dejadez institucional. Ese es el mensaje lanzado por un grupo de usuarios de cercanías, que ha iniciado una campaña en Change.org para solicitar al Ministerio de Infraestructuras la elaboración de un plan nacional para el mantenimiento y el mejoramiento del servicio que presta la red de via estrecha en todo el país.

La medida, que ya ha alcanzado 3.360 firmas de las 5.000 fijadas como objetivo, reviste especial interés para Asturias en la línea F7, que cubre el trayecto San Esteban-Trubia-Oviedo y que la pasada primavera registró un pico histórico de cancelaciones por cortes en la vía. A ello se suma la falta de inversiones planificadas sobre el trazado de cercanías, que no se llegan a emprender pese a estar presupuestadas, y las constantes promesas de mejora planteadas por el ejecutivo, que quedaron en una declaración de intenciones y que tras el cambio de gobierno del pasado junio siguen sin dilucidarse.

El servicio que presta la línea de cercanías en la comarca ha ido perdiendo usuarios en picado en los últimos diez años, lo que motivó la firma de un texto mancomunado entre los concejos por los que transcurre la línea, conocido como «Pacto de Grado», que más allá de las buenas palabras del entonces ministro Iñigo de la Serna, no ha obtenido medidas efectivas la cartera de Infraestructuras, competente en materia de transporte ferroviario.

En este sentido, la propuesta lanzada en Change.org solicita entre otras medidas «que se cubran las plazas de empleo para evitar que no vuelva a circular un tren por falta de maquinistas, de interventores o de personal de mantenimiento». Asimismo aboga por elaborar y crear «un plan de urgencia para realizar el mantenimiento de aquellos elementos fundamentales para la seguridad, tanto de la infraestructura (ADIF) como de los trenes (RENFE operadora). Esto incluye «el arreglo del aire acondicionado, que un año más no ha funcionado en pleno verano en muchos trenes». Y a la adición de un plan de largo plazo para consolidar esas mejoras y fomentar su competitividad, la petición hace un llamamiento «a que no desaparezca la marca FEVE, aunque ya no exista la empresa pública», aduciendo que la función de los trenes de vía estrecha es un servicio social porque «no sólo transportan pasajeros y mercancías, sino que cohesionan las comarcas rurales entre sí, el campo con las ciudades y a las distintas comunidades autónomas entre sí». «Su mantenimiento y mejoramiento es un factor social y territorial de unión y cohesión que no debemos perder», concluyen.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa