Publicado el: 30 Ago 2018

El Turismo Osero suscita el interés de emprendedores de la comarca

Un total de 117 alumnos asistieron a los cursos de la Fundación Oso Pardo esta primavera-verano, expresando su intención de establecer empresas de este tipo en los valles del Trubia y Pigüeña

Participantes en un curso celebrado este verano en Proaza

 

Redacción / Trubia

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha emitido un comunicado valorando “muy positivamente” el ciclo de cursos titulado “Formación para un turismo osero y responsable”, que ha ido impartiendo en siete municipios asturianos durante los meses de mayo, junio y julio.

En los cursos, desarrollados en los concejos de Peñamellera Baja, Somiedo, Proaza, Oviedo, Ibias, Lena y Cangas del Narcea, han participado un total de 117 alumnos, que “se han mostrado muy activos, generando charlas de debate en función de sus perfiles e intereses sobre la coexistencia entre las actividades turísticas y la conservación del oso, de su entorno y del patrimonio local”. La valoración media general de los cursos ha alcanzado “una nota de 4,5 sobre 5, destacando la alta puntuación otorgada a los ponentes (4,7), los materiales docentes suministrados (4,7) y el interés del programa (4,6)”, estima la FOP. Los participantes transmitieron asimismo la idoneidad de estos cursos tanto para mejorar la calidad de los servicios que ofrecen a los turistas, como para conocer las pautas de comportamiento durante el desarrollo de cualquier actividad en territorio osero, ya que se trata de la pregunta más frecuente que formulan los usuarios de sus establecimientos.

Por otra parte, varios de los asistentes han manifestado su interés en establecer en un futuro próximo sus propias empresas de este tipo de turismo, por lo que el proyecto ha fomentado la iniciativa de jóvenes que quieren emprender en el mundo rural y ha mostrado el potencial económico de las zonas rurales con una naturaleza bien conservada como es el hábitat del oso pardo.

En cuanto a las características de los participantes, ocho de cada diez procedían del medio rural y/o áreas protegidas, lo que refleja un interés creciente en el tema dentro del propio territorio. No ha habido diferencias significativas entre el número de hombres y mujeres, ni tampoco generacional, con una representación bastante homogénea de edades dentro de la franja mayoritaria de participantes, de 31 a 60 años. El porcentaje de trabajadores por cuenta ajena ha sido ligeramente superior al de los trabajadores por cuenta propia.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa