Publicado el: 01 Sep 2018

La venta de tractores cae un 36% y apuntala el declive agroganadero

La falta de rentabilidad del sector desde 2008 se suma al envejecimiento de la población agrícola, que sin apenas relevo generacional se ve abocada a un futuro testimonial

Tractor en un camino vecinal de Grado

 

Redacción / Trubia

El campo envejece en la edad de los trabajadores agrícolas y también en la de su maquinaria de trabajo. La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos muestra su preocupación ante la caída de matriculación de vehículos especiales, que según los informes que maneja, se ha quedado este año en una media de 928 tractores por mes en toda España. Habida cuenta de que en 2008 esa cifra era de 1.462 tractores matriculados al mes, y que la práctica totalidad de ellos son vehículos nuevos, del informe se desprende una caída en ventas del 36,6% en diez años. 

El desplome “no sólo se justifica por la crisis económica, sino también por cuestiones de rentabilidad de las explotaciones, estructurales y técnicos”, señala la Unión. Y no es el único factor, ya que “la volatilidad de precios y la inestabilidad de los mercados del sector ponen al límite la rentabilidad y la capacidad de inversión de las explotaciones, cuyos titulares miden con cautela la amortización en maquinaria nueva”. De este modo, los tractores y vehículos de carga son cada vez más antiguos, y aunque los nuevos equipos que salen al mercado presentan mejores prestaciones y permiten optimizar sus recursos ante explotaciones de gran superficie, el mercado de segunda mano ha experimentado un repunte a la fuerza, pasando de 25.750 unidades vendidas en 2013 a 28.835 en 2017, la mayoría procedentes de explotaciones liquidadas por jubilación de sus propietarios.

Este nuevo informe vuelve a constatar el declive del campo español, ya muy tocado al registar una de las peores tasas de relevo generacional en el campo dentro de la UE, que no solo se refleja en la edad de los trabajadores, sino también en el aspecto y la operatividad de su maquinaria. En 2016 los dueños de explotaciones agrícolas menores de 35 años se redujeron a 27.413 frente a los 67.724 de 2003, según la encuesta de Estructura de las Explotaciones Agrarias promovida por la Unión Europea. En estos quince años el desplome de población activa en el campo ha sido una constante progresiva, que en otros quince podría quedar reducida a cifras puramente testimoniales. Y esa caída dramática, que casi puede medirse en tercios de población, se refleja también en la merma del parque móvil de vehículos especiales.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa