Publicado el: 11 Sep 2018

Taberna Tiblós despide el verano

El bar se convirtió hoy en un punto de encuentro de vecinos y amigos, con una gran paellada y un asado al aire libre

F. R./ Grado

Si hay un chigre de espíritu comarcal, en el que se detengan a tomar un vino, un pincho o un café vecinos de todos los concejos de la zona, ése es sin duda Tiblós. La taberna, en la que confluyen diariamente muchas personas que van o vienen desde los Valles del Trubia hasta Somiedo, pasando por Grado, acogió hoy una celebración especial de despedida del verano. Medio centenar de personas, entre clientes, vecinos, amigos y familiares (hasta de Madrid y por supuesto de Belmonte de Miranda) acudieron al banquete al aire libre organizado por la familia, encabezada por Maribel, matriarca del clan, con el apoyo de Maribel hija, Beatriz y José Manuel. Ellos han hecho, con mucho trabajo y sin perder nunca la sonrisa, que este pequeño bar situado en Fuejo, al borde de la N-634, sea un punto de reunión ‘universal’ para el Camín Real de la Mesa y por supuesto para Trubia.

Tiblós organizó una gran paellada, lacón, asado con costillas, cordero y criollos, todo regado con buenos vinos, sidra y espectaculares postres (tartas y frixuelos caseros). No faltó la animada tertulia y la música. Afortunadamente acompañó el buen tiempo. Todo el mundo quedó satisfecho de la pitanza y la larga sobremesa, aunque los que allí estuvieron, la mayoría clientes habituales, saben del buen hacer hostelero de esta familia en el día a día y sobre todo de su calidez humana y trato agradable. No era la primera vez que lo celebraban, aunque sin duda no será la última.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa