Publicado el: 12 Sep 2018

La Confederación busca soluciones a las riadas de Belmonte

Representantes de la entidad estatal y la alcaldesa acuden a San Bartuelo para buscar soluciones que eviten las frecuentes riadas, que el invierno pasado anegaron el acceso al centro social

El acceso a las escuelas, anegado el pasado invierno (Foto: N. Díaz)

 

Redacción / Belmonte de Miranda

Los vecinos de San Bartolomé/San Bartuelo, en Belmonte, miran al cielo cada vez que llueve, pero con más rabia que miedo. Con las crecidas, el regato que baja por la ladera del pueblo deja anegado tanto el camino como el borde de las antiguas escuelas, que actualmente sirven de centro social de la localidad. El pasado invierno ocurrió en varias ocasiones, pero los vecinos de San Bartolomé no quieren que las riadas de la temporada que está al llegar repitan lo ocurrido en 2017.

Así, la asociación de vecinos se ha reunido esta mañana con la alcaldesa, Rosa Rodríguez (PSOE) y el ingeniero de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Pablo Calvo “para ver sobre el terreno qué soluciones pueden darse a este problema, y ver qué se puede hacer”, señala la regidora. De momento, un equipo técnico de la Confederación “volverá la próxima semana a hacer mediciones y analizar el entorno para plantear las medidas pertinentes”, indica Rodríguez, que añade que “también nos vamos a reunir con el presidente [de la CHC] para tratar otros problemas que hay en el concejo. Entre ellos “el problema de las riadas y el arrastre de ramas y postes que traen”, que el Pigüeña ha sufrido incluso este mismo verano, así como los residuos que se van quedando en las riberas.

Para la Asociación de Vecinos de San Bartlomé, de reciente creación y que preside Noelia Díaz, la esperanza está en que este invierno no se produzcan estampas como las de la foto que acompaña esta noticia, detacando que “el problema no es solo el agua, sino lo que deja a su paso”, ya que aunque en este momento no hay inundaciones, es precisamente el arrastre de sedimentos que quedan acumulados con la bajada de aguas torrenciales lo que crea problemas en el acceso al centro social de la localidad.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa