Publicado el: 18 Sep 2018

Grullos regresa de su viaje en el tiempo

Cerca de un millar de personas acudió este fin de semana a la recreación histórica de la Guerra Civil en Candamo en su séptima edición, “que crece y se asienta todos los años”

Uno de los asedios recreados / N. G. M.

F. R. / Grado

La Asociación Histórico-Cultural Frente del Nalón valora muy positivamente la celebración el pasado fin de semana de la recreación histórica de la Guerra Civil Española en Asturias (1936-1937). En esta nueva edición, la séptima, los actores representaron los asedios de Oviedo y Gijón. Los organizadores calculan que al menos un millar de personas acudieron a la recreación, que contó con unos 60 actores voluntarios de toda España.

“Estamos creciendo poco a poco, lo que nos obliga a los que estamos en la asociación a trabajar mucho para que todo salga a la perfección”, explica Félix Feito, que destaca que el primer día, el viernes, “hubo mucha más gente que otros años”, mientras que el sábado la afluencia fue similar a la de otros años y el domingo, en la ruta guiada “seríamos unas 50 personas, a  pesar de la niebla”. Lo que más le llama la atención es que este año tuvieron que acreditar muchos más fotógrafos, más de 50, la mayoría de blogs y clubs de fotografía relacionados con temática histórica y militar.

Por supuesto el buen tiempo contribuyó a que todo saliese bien y que la gente se animara a visitar las distintas actividades y charlara animadamente con milicianos y fascistas. Además este año consiguieron una tanqueta de época más. “Es la única recreación de la Guerra Civil que utiliza dos blindados de la época, gracias a José Sandoval, del museo del Cueto” explica Feito, que agradece la colaboración prestada tanto por el Ayuntamiento de Candamo como por la Asociación de Vecinos de Grullos.

Como en otras ocasiones, además de la recreación de los combates, se instaló un museo vivo y hubo visitas guiadas, encuentro de vehículos clásicos, proyecciones, mercadillo, conferencias y una verbena de época.

Fotos de N. M. G.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa