Publicado el: 27 Sep 2018

Salas, Grado, Somiedo y Teverga logran reducir su deuda bancaria

Quirós. el único ayuntamiento de la comarca que aumenta su crédito, a causa del caso Murias

Salas, el ayuntamiento con mayor deuda viva

M. L./Grado

Los ayuntamientos de la comarca han logrado reducir su deuda con los bancos de manera importante. Los mayores esfuerzos los han realizado los consistorios de Grado y Salas, que acumulaban importantes deudas. De toda la comarca tan solo el Ayuntamiento de Quirós ha tenido que incrementar su crédito a consecuencia de las sentencias que le condenan a indemnizar a un empresario minero por una decisión de anteriores corporaciones.

Salas, el de mayor deuda
La “deuda viva” es conocida como la deuda que mantienen los ayuntamientos con los bancos en cuestión de créditos financieros, valores de renta fija y préstamos o créditos a terceros.
El Ayuntamiento que mantiene una mayor deuda viva es el de Salas, cuyo actual equipo de Gobierno de Foro siempre acusó a los gobiernos anteriores del PSOE de llevar a la bancarrota al consistorio. Su deuda actual es de 5,3 millones de euros, aunque desde 2016 hasta finales de 2017 han conseguido recortarla en 800.000 euros.
Llama la atención el alto nivel de endeudamiento de Salas, que pese a tener una población de tan solo poco más de 5.000 habitantes está al mismo nivel que grandes ayuntamientos como Mieres o Langreo.
El segundo ayuntamiento más endeudado con los bancos es el de Grado, que debía a 31 de diciembre de 2017 y siempre según datos del Ministerio de Hacienda, 3,3 millones de euros. En un año el equipo de Gobierno (IU) consiguió rebajarla en casi un millón de euros.
El tercer ayuntamiento con mayores créditos bancarios es el de Somiedo, quien a finales de 2017 debía 1,4 millones de euros, 200.000 euros menos que la que tenía en 2016.
En el caso de Teverga, la deuda viva se elevaba en 2017 a 504.000 euros y su equipo de Gobierno (IU) habían conseguido cancelar en un año más de 90.000 euros de deuda viva.
El Ayuntamiento de Quirós, gobernado por el PSOE, ha visto incrementada su deuda viva. Si a finales de 2016 ésta se elevaba a tan solo 55.000 euros, en diciembre de 2017 se diparaba hasta los 789.000 euros. El Consistorio se vio obligado a pedir un préstamo para pagar la indemnización por el caso de la mina de Murias, cerrada hace décadas ilegalmente, según confirmaron sentencias posteriores que conllevaron dicha indemnización.
En toda España la deuda de los ayuntamientos con los bancos se elevaba a finales de 2017 a 23.000 millones de euros.

Santo Adriano, a cero
Un caso que llama la atención, ya que se trata de un ayuntamiento de escasos recursos y con una población en torno a los 300 habitantes es el de Santo Adriano, que tras la llegada de su actual alcalde Jesús Muñiz ha podido ir reduciendo su deuda hasta cancelarla completamente. En 2016 solo le quedaban 2.000 euros por pagar y a finales de 2017 se eliminaban totalmente los créditos bancarios.
El resto de ayuntamientos de la comarca han mantenido en los últimos años una equilibrio financiero destacable, sin deuda viva con los bancos.
Los ayuntamientos de Belmonte de Miranda, Candamo, Proaza, Las Regueras, Yernes y Tameza e Illas están actualmente ‘limpios’ con los bancos. El de Illas consiguió en 2017 pagar los últimos 1.000 euros que aún se debían.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa