Publicado el: 12 Oct 2018

Fapas denuncia el uso como pasto de una antigua balsa de cianuro

La Fiscalía investiga la denuncia de la asociación ecologista por la utilización como cebadero de terrenos contaminados en Belmonte de Miranda

Ganado pastando en la zona denunciada por Fapas/ Foto Fapas

Redacción/Grado

El Fondo de Protección de la Naturaleza (Fapas) denuncia que una antigua balsa de cianuro está siendo utilizada como cebadero de terneros en Belmonte de Miranda. La asociación conservacionista, que ya hizo una primera denuncia por el pasto de ganado en una antigua escombrera minera, alerta ahora de que hay ganado pastando directamente sobre terrenos que fueron una balsa de la mina de oro de Boinás. “Con una superficie aproximada de 250 ha. las escombreras de la mina de oro de Boinás en Belmonte de Miranda se han convertido en quizás el mayor pastizal privado de Asturias para la cría de ganado”, afirma Fapas. Entre estos suelos, aseguran, hay 15 hectáreas de una antigua balsa de cianuro, una situación que según la asociación conservacionista ya está siendo investigada por la Fiscalía del Principado de Asturias, tras formular una denuncia ante el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

La asociación ha llevado a un laboratorio privado muestras de los suelos, y según aseguran casi duplican el límite máximo de arsénico permitido por la normativa regional, que está establecido en 40 mg/kg, cuando la analítica que maneja Fapas arroja un nivel de 78,4 mg/kg   (+/- 25%). “Fapas ha solicitado una valoración técnico-científica  al Grupo de  Toxicología de fauna silvestre del IREC, instituto vinculado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas del Ministerio  de Ciencia, Innovación y Universidades, cuyos técnicos reconocen que la exposición del ganado a la contaminación por metales y metaloides supone un riesgo para la salud de los animales, que pueden sufrir sus efectos tóxicos; y un riesgo para la salud humana derivado de la acumulación de los metales tóxicos en la carne y las vísceras”, concluye la organización, que considera que la utilización de estos terrenos “podría ser un caso excepcional de manifiesta negligencia de una Administración autonómica”.

´Terrenos que según alerta Fapas corresponden a la antigua balsa, sellada en la década del 2000

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa