Publicado el: 12 Oct 2018

Joaquín Araujo: “El enemigo del ganadero no es el lobo sino esta civilización enloquecida”

El naturalista, dos veces Premio Nacional de Medio Ambiente, colaborador de Félix Rodríguez de la Fuente y agricultor dio una conferencia en Grado con motivo de los Moscones de Oro 

Araujo, en una imagen de la Red de escritores por la Tierra

 

F. Romero / Grado

Joaquín Araujo entiende muy bien a los ganaderos porque él mismo lo es. En Araujo, que estuvo ayer en Grado, confluyen las dos vertientes, la del naturalista y conservacionista y la del hombre del campo. Por eso sabe que el enemigo del ganadero “no es el lobo, sino esta civilización enloquecida que subvenciona y hace mendigar a la gente del campo, cuando debería ser al revés, porque los que producen el pan y los alimentos son las personas del campo y no los urbanitas”. Además entiende que “el ganado es un bien privado y el lobo es un bien público y hay que tenerlo en cuenta, ambos son intereses que hay que salvaguardar”.

Araujo impartió ayer en la Casa de Cultura de Grado una conferencia titulada ‘La natura como arte’, dentro de la Semana Cultural que organiza la Asociación de Amigos de Grado por los Moscones de Oro. “Intento apelar al sentido primario de respeto y admiración que tenemos por el arte y los genios pero dirigido a la naturaleza, que es una obra de arte en sus procesos, en sus elementos, en la historia de la vida, estimular la reacción ante la agresión del ser humano a la naturaleza, una seña de identidad del mundo actual”. Explica que hay muchos ejemplos de que la naturaleza es una obra de arte, como la capacidad de adaptación de los seres vivos, la forma de los animales, el color de las plumas de las aves, su canto o la acción del agua sobre el paisaje.

El naturalista durante su charla en Grado

Por eso entiende que es necesario estimular a la gente para que sea capaz de apreciarlo porque es una actitud “sanadora” “como cuando alguien es fan de un cantante, y hay una sentimentalización”. Para ello es necesario, a su juicio, volver a conectar a la gente con la naturaleza “practicando una inmersión del ser humano en los paisajes, como una actividad frecuente. Es sanador y pedagógico”. El papel para llegar a este objetivo de los medios de comunicación y del sistema educativo es fundamental. “Ahora el porcentaje que se dedica a ello es ridículo, menos del 1% al día” explica.

En cuanto al turismo de naturaleza, un fenómeno que crece en Asturias, a Araujo no le desagrada “aunque deberíamos empezar por cambiarle el nombre, porque si es turismo no conecta con la naturaleza, es un mal uso del lenguaje. Debería haber más encuentro de este tipo”.

Regresando al conflicto entre los ganaderos y la gente del campo por los daños de la fauna salvaje Araujo cree que es vital “no agriar el debate, evitar el enfrentamiento y sentarse a dialogar serenamente”. “Yo soy ganadero y es perfectamente factible la convivencia con la fauna salvaje. Es compatible, aunque tienen que cambiar algunos aspectos de la Administración y de la política comunitaria. Y por otro lado hay que dar una mayor recompensa a los ganaderos que son víctimas de los ataques del lobo”.

 

Pionero en la lucha por la defensa del medio ambiente

La Asociación de Amigos de Grado, organizadora de estos premios, ha hecho un gran esfuerzo para dar un elevado nivel en el programa, con conferenciantes de la talla del conservacionista Joaquín Araujo, uno de los principales colaboradores del desaparecido Félix Rodríguez de la Fuente, presentador televisivo de los años setenta y pionero de la lucha en defensa del Medio Ambiente.
Araujo (Madrid, 1947) es naturalista y autor prolífico. Es también columnista habitual en los principales periódicos de España y trabaja asimismo como director, realizador, guionista y presentador de series y documentales de televisión. Presidente de Proyecto Gran Simio en España, en 1991 su labor fue reconocida con el Premio GLOBAL 500 de la ONU.​
Además recibió el Premio Fundación BBVA a la Difusión del Conocimiento y Sensibilización en Conservación de la Biodiversidad 2006.
Escribió junto a Félix Rodríguez de la Fuente la enciclopedia Salvat de la Fauna Ibérica y Europea.
Además, Araujo se considera a sí mismo como “campesino”, ya que dedica la mayor parte de su tiempo a la agricultura ecológica. Ha plantado aproximadamente un árbol por cada día que ha vivido, unos 24.500. Será por eso que es el único español al que han concedido en dos ocasiones el Premio Nacional de Medio Ambiente.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa