Publicado el: 26 Oct 2018

Abierto el plazo para la recuperación de brañas con fuego

La nueva normativa de quemas controladas permite luchar contra el matorral en los pastos altos y flexibiliza su uso en fincas, cumpliendo unas condiciones de seguridad y con previa autorización

“Era una demanda de los ganaderos, que queremos aplicar con seriedad y responsabilidad”, señala el jefe del servicio de Guardería y Prevención de Incendios del Principado

Alejandro López Valverde, durante la charla que ofreció en Teverga

Redacción/Grado

Desde principios de este mes y hasta el 15 de enero está abierto el plazo para que los vecinos y ganaderos puedan hacer quemas controladas para recuperar brañas y camperas invadidas por el matorral. Se trata de una nueva modalidad de uso del fuego, aprobada el pasado mes de marzo para atender una antigua reclamación de los ganaderos. La nueva norma, publicada el pasado 20 de marzo en el BOPA, amplía las modalidades de quema permitidas en Asturias, siempre con autorización administrativa y bajo unas condiciones previas. “Se trata de aplicar las condiciones  con seriedad y responsabilidad”, señala Alejandro López Valverde, ingeniero forestal y jefe de servicio de Guardería y Prevención de Incendios del Principado, que está dando charlas para informar a los paisanos de las nuevas posibilidades y cómo aplicarlas, y que recientemente estuvo en Teverga, invitado por el director del parque de Las Ubiñas-La Mesa, Jaime Gordo.

“Hasta ahora estaba permitidas tres modalidades: las quemas en fincas, en montones; las quemas en monte, para restos forestales, en montones y cordones; y las quemas controladas, que usualmente acometía la propia Administración. Con la nueva resolución, se permite bajo determinadas condiciones y con autorización la quema a manta en fincas, si no superan una hectárea de superficie. Es una modalidad idónea para recuperar fincas abandonadas. Se pueden solicitar durante todo el año, por Internet, va el guardia forestal y valora las condiciones antes de la autorización”, precisa López Valverde.

Para los pastos de altura, de brañas y camperas, que estén siendo invadidos de matorral, se aprueba una nueva modalidad, de quema de mantenimiento. Las autorizaciones pueden pedirse desde el pasado 1 de octubre, y hasta el 15 de enero. “Antes sólo se podía hacer con quemas controladas, la propia administración. Ahora, si cumple determinadas condiciones (que el matorral esté disperso, que las manchas de matorrales no superen determinadas dimensiones, que la pendiente media no sea excesiva) se puede autorizar la quema”. Los interesados deben pedir autorización municipal, y presentar el nombre y el DNI y teléfono de los paisanos que están dispuestos a trabajar en la quema de mantenimiento. El día de la quema, se avisa el día anterior a la Guardería rural y en la zona sólo pueden estar los miembros de la cuadrilla previamente autorizados a hacer el trabajo, que se hará contando con el 112 y siempre que se cumplan las condiciones.

“Es una modalidad que vale para el mantenimiento de brañas, no cuando éstas ya están tomadas”, matiza. “Se trata de ver cómo funciona esta nueva modalidad. Si se hace bien puede ser una herramienta muy útil” para mantener los pastos de altura frente al avance del matorral, señala el responsable regional.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa