Publicado el: 02 Nov 2018

Podemos pide al Gobierno que evite “un largo invierno de apagones”

La formación morada achaca a la falta de mantenimiento de las redes eléctricas y de las carreteras los efectos del temporal de nieve en los concejos de montaña

El presidente regional, Javier Fernández, destaca la dificultad del territorio y promete una investigación y “más eficiencia”

Javier Fernández, en la Junta, en una imagen de archivo/ Foto Armando Álvarez

Redacción/Grado

Podemos teme “un largo invierno de apagones” y pueblos aislados, si no se pone remedio. Así lo aseguró hoy en la Junta General del Principado el portavoz de la formación morada, Enrique López, que puso el acento en la falta de mantenimiento de las redes de electricidad y las carreteras, porque, dijo, “dejar de invertir y privatizar tiene un precio”. “Si permitimos y no vigilamos que las torres provisionales que se han colocado estos días en las reparaciones se queden donde están de forma definitiva, tendremos un largo invierno de apagones”, aseguró el diputado, que considera que el Principado no cumple con su deber de “vigilar” que las eléctricas mantengan adecuadamente las líneas. También criticó el “abandono de los montes” y “el estado de las carreteras, sobre todo las carreteras secundarias que dan servicio al mundo rural”, con vehículos “obsoletos” y poco personal. “La media de antigüedad de los vehículos de la consejería de Infraestructuras es de 18 años, y hay algunos con más de 20”, aseguró. Por último, López pidió al Gobierno regional que disponga de una red de generadores de emergencia para poder dar servicio a los pueblos en caso de una emergencia similar.

El presidente del Ejecutivo regional, Javier Fernández, anunció que el Principado analizará si las empresas eléctricas han cumplido con sus obligaciones de mantenimiento de líneas. Fernández destacó las condiciones de especial dificultad del territorio, “más del 80 por ciento de Asturias tiene pendientes de más del 20 por ciento”. La nevada superó las previsiones meteorológicas y cogió a la masa arbolada (760.000 hectáreas) con hojas, “toneladas de peso” que muchos ejemplares no pudieron aguantar. “Y como hay pendientes, los árboles ruedan, obstruyen las carreteras, las torres” del tendido eléctrico. La consecuencia, “20.300 personas y 901 localidades con problemas de acceso, cobertura de telefonía móvil o luz”. Fernández destacó el esfuerzo de bomberos y personal movilizado para atender la emergencia y agradeció el trabajo de la Unidad Militar de Emergencias. El presidente autonómico aseguró que entre sus objetivos está aumentar “la eficiencia”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa