Publicado el: 06 Nov 2018

El Partido Animalista lleva al juzgado el plan de gestión del lobo

PACMA ha recurrido también los planes de caza en reservas regionales, y se apoya en estudios de FAPAS que alertan de la desaparición de las manadas y la existencia de animales o grupos aislados en Teverga

Un lobo ibérico / Foto de Fapas

Redacción/Grado

El Partido Animalista (PACMA) ha recurrido ante el juzgado los planes de caza en las reservas regionales de Asturias y el plan de gestión del lobo asturiano. El PACMA considera que en Asturias se están produciendo muertes “indiscriminadas” de una especie protegida, “para satisfacer la presión social que demanda menos muertes de ganado”, lo que considera “una negligente gestión de esta especie por parte de la administración, ya que como se está comprobando, los daños no cesan y se confirma el criterio científico de que matar lobos indiscriminadamente incrementa los daños a la ganadería. Esta situación viene siendo denunciada año tras año por el PACMA y otras entidades de protección de la fauna”. Para PACMA “la causa de los daños a la ganadería no es una  excesiva población lobera, sino un desequilibrio ecológico generado por la mala gestión administrativa del Gobierno de Asturias, al igual que otras Comunidades Autónomas como Castilla y León, donde de igual manera los litigios no cesan por la mala gestión de la administración”.

 

Los animalistas defienden que en la gestión del lobo “se debería actuar para garantizar sus recursos tróficos y su estabilidad poblacional. Así lo contempla en Plan de Gestión de esta especie, que considera entre otras cuestiones la necesidad de  mantenerla e, incluso, incrementar los recursos naturales  de los que se alimenta.2. En su denuncia, se apoya en estudios del Fondo de Protección de la Naturaleza (Fapas), que señalan que en las reservas de caza “los lobos están perdiendo individuos de las poblaciones de fauna silvestre base de su dieta alimenticia, como el ciervo o el jabalí”.

“Durante los últimos años, el FAPAS ha podido constatar, a través del trabajo de seguimiento de fauna silvestre que ha llevado a cabo mediante la utilización de cámaras fotográficas en los territorios protegidos de Asturias, que las poblaciones de ciervo y jabalí en Parques Naturales como el de Las Ubiñas o de Somiedo, están disminuyendo a causa de la excesiva presión cinegética”, añade el Partido Animalista, que también destaca la desaparición de manadas estructuradas en concejos como Teverga, con la aparición de grupos de dos o tres animales o individuos aislados, que tendrían más dificultad para cazar fauna salvaje, lo que incrementaría los daños al ganado.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa