Publicado el: 07 Nov 2018

Sirenas en Trubia y Belmonte para alertar de riesgos químicos

El Principado y las empresas de riesgo químico, entre ellas Química del Nalón y Orovalle, implantarán un sistema acústico de  alerta a la población, para que adopte medidas de autoprotección en caso de accidente

 El proyecto se llevará a cabo en el período 2018-2021 y supondrá una inversión de más de 1,2 millones

Fernando Rey , responsable de Seguridad de ArcelorMittal; Gonzalo Losada, director técnico de Prointega, empresa encargada del proyecto; Eugenio García, gerente del SEPA; el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y Pablo Crabriffosse Vigil-Escalera, director de Seguridad de la Autoridad Portuaria de Gijón.

Redacción/Trubia

El Gobierno del Principado y las trece empresas de riesgo químico que operan en Asturias, entre ellas Química del Nalón en Trubia y Orovalle en Belmonte de Miranda, presentaron ayer un acuerdo para implantar un nuevo sistema acústico de aviso de emergencias que alertará a la ciudadanía ante situaciones de riesgo por accidentes graves.

La red de alerta contará con 31 sirenas ubicadas estratégicamente en cuatro zonas, consensuadas entre el Sepa, las empresas, los ayuntamientos y otros organismos implicados, como la Autoridad Portuaria de Gijón  o Cadasa, en función de su facilidad de implantación.  En la zona de Avilés: Azsa (Asturiana de Zinc, S.A.), Alcoa Inespal Avilés,  Fertiberia, ArcelorMittal Avilés, Dupont; la de Gijón: Repsol (en sus instalaciones en la Campa de Torres), Térmica Aboño CTA y Arcelor Mittal Gijón. En el Puerto de Gijón: CLH – Enagás – Petróleos Asturianos – Galp – Repsol  (en sus instalaciones en el Puerto de Gijón); la de Oviedo, para cubrir el riesgo de Química del Nalón (IQN-Trubia), y la de Belmonte/Tineo: Orovalle Minerals.

El objetivo es reforzar el sistema de avisos a la población y alertarla con rapidez en caso de cualquier accidente grave que pueda afectar al exterior de las instalaciones industriales. Su activación servirá para que los habitantes de las zonas próximas apliquen los consejos básicos de autoprotección ante este tipo de emergencias.

Las sirenas se activarán a través de un centro de control ubicado en las instalaciones del Sepa en La Morgal (Llanera), donde se realizará un diagnóstico continuo. Además, se instalarán dos centros secundarios para las zonas de Avilés, en Du Pont, y de Gijón, en las instalaciones portuarias.

La zona de cobertura de la señal acústica es el área de intervención de las distintas hipótesis accidentales previstas en los Plaquimpas. La presión sonora, que como mínimo debe ser de 65 decibelios, cubre el área de intervención de los siniestros más graves que se contemplan.

Procedimiento de actuación

En caso de que se produzca un accidente que afecte al exterior de la empresa, se activarán las sirenas, que emitirán la alerta. Esta señal cuenta con cinco ciclos completos de un minuto de duración de un sonido oscilante con 5 segundos de silencio, que se repetirá al menos en tres ocasiones.

Aviso de alerta

Este aviso supone que la población que se encuentre dentro del área afectada deberá aplicar las medidas de autoprotección que se especifican a continuación y que fundamentalmente son de confinamiento:

  • Si está en la calle o en el coche, protéjase las vías respiratorias con pañuelos o paños y refúgiese en el local más próximo.
  • Cierre puertas y ventanas (baje las persianas si es posible) y aléjese de ellas. Coloque paños húmedos en las rendijas.
  • Si es posible, suba a los pisos más altos. Evite sótanos, garajes u otros bajos de las edificaciones.
  • Desconecte el gas y la corriente eléctrica.
  • Conecte una radio a pilas y permanezca a la escucha de las emisoras locales, a través de las que el Sepa comunicará las instrucciones que debe seguir la población.

Finalizada la emergencia, el sistema acústico de avisos emitirá un sonido para que la población pueda volver a la normalidad.

Aviso de final de alerta

El final de la alerta se anunciará con una señal continua de sirena durante 30 segundos.

La implantación del sistema acústico de avisos a la población se realizará entre este año y 2021 y supondrá una inversión de 1.214.560 euros que incluye, además del coste de instalación de las sirenas de cada empresa, el de los centros de control, el sistema de comunicaciones, las aplicaciones y el software, entre otros.

La instalación irá acompañada de una serie de actuaciones para reforzar la información a la ciudadanía. Así, se editará un tríptico que se distribuirá entre la población ubicada en las áreas de influencia del sistema de avisos y explicará el modo de actuar en caso de accidente. Esta documentación también estará disponible a través de las páginas web del Sepa y de las propias empresas. Además, antes de finalizar este año, se llevará a cabo un ejercicio práctico de activación de sirenas en uno de los establecimientos afectados.

Mapas acústicos que cubrirán las sirenas en Trubia y Belmonte:

 

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa