Publicado el: 10 Nov 2018

El Principado estudia una batida de lobos en el concejo de Grado

La Consejería ha pedido al Ayuntamiento documentación de los ganaderos que sufrieron daños de ganado, también a causa del oso

Fapas denuncia que Medio Ambiente ha pedido a los ganaderos que recojan firmas para presionar más y autorizar la caza de cánidos

Lobo ibérico / Foto Rjime

F. R. G. / Grado

La consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias está estudiando organizar una batida de lobos en el concejo de Grado. El viceconsejero de Medio Ambiente Benigno Fernández Fano ha mantenido una reunión con afectados (la mayoría de la parroquia de Salceo) y también con el alcalde de Grado para debatir los importantes daños que, tanto el lobo y, en menor medida, el oso, están causando en la cabaña ganadera. Medio Ambiente ha pedido al Ayuntamiento que prepare un expediente con toda la información sobre los afectados para poder autorizar una batida.

El Principado trata de buscar soluciones a los daños del lobo con los afectados para evitar las denuncias en los tribunales. De hecho el próximo lunes se celebra la vista del primer juicio contra la Conserjería que dirige Fernando Lastra por daños de fauna salvaje en los juzgados de Llamaquique de Oviedo.

Sin embargo, según denuncia hoy Fapas a través de un comunicado, el Principado ha pedido a los ganaderos afectados que recojan firmas para presionar y justificar así la batida. Esta medida, sin embargo, no se trató en la reunión, aunque algunos ganaderos consultados por este diario han confirmado que se estaban recogiendo firmas con un papel en blanco para, posteriormente incorporar el texto. Al parecer el Ayuntamiento habría mediado para encauzar el problema y gestionarlo directamente con la Consejería.

El equipo de gobierno moscón, de IU, no habla de batidas, aunque sí de «encauzar» la situación. Desde el equipo de Gobierno aseguran que en los dos últimos dos años se ha producido un notable incremento en los ataques de lobos a la cabaña ganadera «que está generando una gran alarma social, no sólo en el sector ganadero, sino también en el resto de la población”.

Denuncia de Fapas

En el comunicado de Fapas se considera que «es un hecho sin precedentes en la conservación de la Naturaleza, que la propia Administración asturiana encargada de proteger  la biodiversidad,  actúe sin ningún pudor político y pida que les presionen para autorizar  matar lobos». Según asegura la asociación conservacionista en una reunión mantenida entre ganaderos del concejo de Grado y el viceconsejero de Medio Ambiente, «la  Administración les ha pedido que reúnan firmas y se las hagan llegar, de esa manera autorizarán la muerte de lobos en el concejo» y critican que el Gobierno haya «llegado al límite de un modelo de gestión de la biodiversidad, buscando intencionadamente obtener una rentabilidad política con la muerte de lobos».

Critican al viceconsejero Benigno Fernández Fano, «ya que aseguró a FAPAS en una reunión mantenida en su despacho el pasado 28 de agosto de 2017 que no autorizarían ningún trabajo vinculado con el lobo, puesto que se habían propuesto el objetivo de  poner fin a la polémica social y a los ataques de lobo a la ganadería, así como a desarrollar ellos mismos trabajos científicos de investigación».

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa