Publicado el: 14 Nov 2018

Vivir del bable

Por Pablo SUÁREZ

Esti día difundióse un videu peles redes sociales onde s’acusa a los partidarios de la oficialidá de querer “vivir del bable”. De mano, nun quiero nin pensar que tean falando de los “profesionales llingüísticos” del asturianu, ente los que s’inclúin filólogos y maestros, porque ello empobínalos darréu a una contradicción flagrante. ¿Quiciabes nun viven del castellanu los filólogos y maestros d’esta especialidá? Home, digo yo que solo faltaba que los especialistes n’asturianu nun pudieran vivir de la que ye la so especialidá. ¡Como los químicos de la química! O quiciabes se refieran a aquellos (pocos) empresarios a los que’l texíu cultural de la oficialidá podría beneficiar.
Pero vamos ver… ¿nun ye una política avezada beneficiar a los empresarios col envís de crear puestos de trabayu? ¿Ye que los miles de puestos de trabayu que se xeneraríen cola oficialidá nun son tan válidos como los que se xeneren de cualquier otra manera…? Escluída, polo tanto, la posibilidá, por absurda, de que puedan referise a los grupos enriba conseñaos, preguntámonos: y entós ¿quién quier vivir del bable?
Les encuestes dan un 53% de la población d’Asturies claramente favorable a la oficialidá (porcentaxe al qu’hai qu’amestar otru mui significativu de los que tán más o menos a favor). Eso da, en xunto, un saldu de más de mediu millón d’asturianos partidarios de la oficialidá. ¡Mediu millón de persones, al paecer, que quieren vivir del bable…! Pues non, amigos, ente esi más de mediu millón hai llabradores ya inxenieros, hai médicos, bomberos, policíes, madreñeros y tamién hai futbolistes. Y toos ellos ganen el pan de la manera más honrada que saben y pueden, y nun quieren vivir del bable nin del cuentu nin de nada que nun seya’l so trabayu. Son xente trabayadora, que da de comer a los sos fíos y que va pel mundu cola frente bien alta.
Home, por haber hai hasta políticos que lleven viviendo de la política cuantayá. Dalgunos, de fechu, nun vivienon d’otra cosa enxamás. Y a min paezme bien. Yo nun soi tan malpensáu como ellos. Si lo fuera, diría-ys, claro ta, que lo qu’ellos quieren ye vivir de la política, o que quieren vivir del cuentu. Y diría-ys que trabayen nuna empresa privada, y que xeneren riqueza, que ye dalgo de lo más lliberal. Y que siéndolo ellos tanto (lliberales), lo que quieren pa los demás nun lo quieren pa sí mesmos…

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa