Publicado el: 03 Dic 2018

Las niñas de la escuela de Rañeces, juntas de nuevo

Varias generaciones de antiguas alumnas del colegio fundado por el indiano Cesáreo González celebraron un encuentro

Participantes en el encuentro de antiguas alumnas de Rañeces/ Foto Esther Martínez

Esther Martínez/Las Regueras

El pueblo de Rañeces fue en su día mejorado por un indiano rico; los caminos, las fuentes y la escuela se construyeron a principio del siglo XX, por encargo  de Cesáreo González, un emigrante primero a Cuba y luego a otros países de América. En 1930 fue elegido Hijo Predilecto de Las Regueras. La escuela del pueblo que actualmente hace las labores de centro social se inauguró en 1911 y por ella pasaron alumnos de varios pueblos de la parroquia de Valsera. Tenía de peculiar respecto a las demás del concejo que era mixta. Don Cesáreo, como así se le conoce, pagó incluso al maestro durante varios años, hasta que se transfirió a la administración estatal.

Ayer en “El Tendejón de Fernando”, en El Escamplero, se reunieron en torno a cuarenta mujeres, que en distintos años fueron alumnas de aquella escuela, que funcionó hasta 1983. La más joven de las asistentes, Sonia García, de cuarenta y ocho años, estudió hasta los doce años, al lado de casa; Josefina Paredes y Mari Valdés pasan de los ochenta años y  eran las más veteranas de la fiesta, en la que no faltó ni photocall. Como recuerdo se llevaron la fotografía de la escuela grabada en un vaso y la promesa de volver a reunirse esta vez con los antiguos alumnos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa