Publicado el: 04 Dic 2018

Escolares de Las Regueras celebran el Día de las Personas con Discapacidad

Ocho alumnos del Centro de Apoyo a la Integración de ASPACE en Oviedo representaron para el alumnado el cuento «La alegría de la huerta»

Un momento de la representación, ayer en el colegio de Las Regueras

 

Esther Martínez/Las Regueras

En el colegio público de Las Regueras, han vivido de una forma especial  el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que desde 1993 se celebra el  3 de diciembre tras una resolución de la O.N.U. para  aunar esfuerzos en pro de la integración y la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad, así como la eliminación de toda forma de discriminación hacia ellas.

Los escolares recibieron a ocho jóvenes del Centro de Apoyo a la Integración (CAI) ASPACE de Oviedo, que da respuesta a las personas con parálisis cerebral o alteraciones afines, que, una vez acabada la etapa educativa, por su grado de diversidad funcional o de dependencia, no pueden acceder a una formación reglada ni al mercado laboral.

Desde Latores se trasladaron al colegio de Las Regueras, acompañados de sus monitores, para mostrar a los escolares regueranos la escenificación de un cuento, “La alegría de la huerta”,  que ellos mismos habían escrito hace años.

Lucía Fernández es la especialista de Pedagogía Terapéutica del colegio reguerano y había realizado prácticas en el centro de Latores, anteriormente; conocía su funcionamiento y propuso la actividad. Los protagonistas del  cuento son las frutas y verduras, sus diferencias y semejanzas, les hace ver que no por ser diferentes deben vivir separados. “Usan este símil como una herramienta para entender la discapacidad, que  al acabar lo que demuestra es di-capacidad. No son tan diferentes si pueden contar un cuento y representarlo”,  afirma la especialista. Es una actividad de sensibilización, que contiene además una guía didáctica para que les lleva a descubrir que el secreto es que todos son diferentes, por eso todos son especiales. Con estos materiales llevan trabajando varios días, y así estar preparados para entender los retos que a los que se deben enfrentar las personas con parálisis cerebral.

Los alumnos del colegio público “Príncipe de Asturias se mostraron positivos y muy motivados con la actividad.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa