Publicado el: 18 Dic 2018

Los ayudantes de los Reyes Magos trabajan en Grado

El grupo de voluntarios de la concejalía de Servicios Sociales repara los juguetes que entregará el Consistorio a unas 70 familias del concejo

Los voluntarios, con la concejala Marta Pravia, reparando y clasificando los juguetes

Redacción/Grado

Se reúnen por las tardes en el Palacio Fontela, y limpian, prueban, ponen pilas y montan los juguetes cedidos por los moscones en la campaña solidaria de Navidad. El grupo de voluntarios de la concejalía de Servicios Sociales de Grado trabaja ya como ayudante de los Reyes Magos, para que unas 70 familias en situación de vulnerabilidad económica en el concejo puedan celebrar las Navidades y llevar regalos a sus niños y niñas. Los juguetes que no están en perfectas condiciones se descartan, y los que no se repartan, se enviarán más adelante a los campamentos saharauis. Los voluntarios tienen también por delante otra tarea: la preparación de las bolsas de alimentos que se entregan a las familias (un trabajo que hacen todos los meses), y además los dulces que el Ayuntamiento les da para las fiestas. “Es un esfuerzo solidario que beneficia a todos. A las familias que reciben los juguetes, pero también a las que los entregan, porque enseña que las cosas tienen valor y no son de usar y tirar, pueden ser aprovechadas”, señala la concejala Marta Pravia. Cuando se hizo cargo de la concejalía, impulsó la creación de un grupo de voluntariado, que cuenta con un reglamento y todas las garantías legales. Además de ayudar en los repartos de alimentos y juguetes, en ocasiones hacen acompañamiento a personas mayores, dan clases de apoyo o colaboran con el centro de día. Tienen previsto abrir un banco para reciclar objetos para bebés, “que muchas veces se tiran con muy poco uso, y se pueden aprovechar”, y ya hay en marcha otro de ortoprótesis, como muletas o sillas de ruedas.

“Está bien ayudar, mejor que necesitar ayuda”, bromea uno de los voluntarios, Álvaro García, mientras intenta montar un Playmobil. Junto a él, trabajan voluntarias como Pilar Tarrazo, Loli García, Mary Ménéndez, María Josefa Tarrao, Conchi García o Pilar López. El grupo de voluntariado tiene en total 23 personas, y está abierto a nuevas colaboraciones.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa