Publicado el: 28 Dic 2018

La huelga de TUA se endurece tras la ruptura del principio de acuerdo

Los trabajadores protagonizaron ayer una marcha de protesta, y un autobús de la línea de Trubia sufrió daños en Tudela Veguín, cuando estaba vacío

El alcalde amenaza a la empresa con sanciones ante unos paros que se reanudan el día 2 de enero, con tres jornadas consecutivas

Protesta de los trabajadores de TUA/ Foto María Suárez

Redacción/Trubia

La huelga de los autobuses urbanos entró ayer en una nueva fase, tras la ruptura del principio de acuerdo alcanzado la pasada semana con la mediación del alcalde, Wenceslao López. Los trabajadores protagonizaron una manifestación, que salió de la estación de Renfe hasta la plaza del Ayuntamiento, para culminar una jornada de servicios mínimos que se inició con algún autobús dañado por piedras, arrojadas por desconocidos. Uno de los autobuses afectados cubría la ruta L, a Trubia, estaba vacío aparcado en Entrepeñas (Tudela Veguín), en la otra cabecera de la línea.

Por su parte, el alcalde de Oviedo abrió la puerta a posibles sanciones a la empresa por las reducciones en el servicio. La implantación del alcoholímetro, para el que los trabajadores exigen un protocolo de actuación, es la principal discrepancia. Los paros continúan el día 2 de enero, con tres jornadas de huelga seguidas (2, 3 y 4 de enero).

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa