Publicado el: 02 Ene 2019

Trece días seguidos de alerta por contaminación en Oviedo

El consejero de Infraestructuras y Medio Ambiente, Fernando Lastra, considera que la situación no es “preocupante”

La directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, y el consejero, Fernando Lastra, en la rueda de prensa ofrecida hoy

Redacción/Trubia

El Principado mantiene activo en la zona central el protocolo de actuación ante episodios de contaminación del aire en su nivel 0 o preventivo, una situación que se declaró hace ya 13 días, el pasado 20 de diciembre. Pese a ello, el consejero de Infraestructuras y Medio Ambiente, Fernando Lastra, considera que la situación no es “preocupante”, y asegura que se mantiene la activación del protocolo al no apreciar una mejora significativa de la calidad del aire a causa de las “condiciones meteorológicas adversas” que dificultan “la dispersión de partículas”. Los datos de partículas contaminantes fueron más favorables ayer, aunque no lo suficiente para desactivar la alerta en la zona de Oviedo y las cuencas mineras, señala el Principado.

Fernando Lastra insistió hoy en rueda de prensa en que los niveles permanecen dentro de la legalidad, y que la situación es de “vigilancia” ante un posible empeoramiento de la situación, y enfatizó en la “transparencia” del Principado en cuanto a los datos, pidiendo a los ciudadanos que se informen a través de fuentes oficiales, “serias y rigurosas”.

El Principado señala a través de un comunicado que “Asturias lleva inmersa desde el 20 de diciembre en una situación de estabilidad atmosférica excepcional que motivó el pasado lunes la activación del protocolo en la zona de Oviedo y el miércoles, en Langreo. El contaminante que está registrando valores elevados en las estaciones del Palacio de los Deportes (Oviedo), Lugones, Sama y La Felguera es el denominado PM 2,5 (partículas en suspensión de diámetro inferior a 2,5 micras), vinculado a las emisiones de combustión como el tráfico”.

El problema “no afecta sólo al Principado, ya que las condiciones de ventilación desfavorables se están dando en casi toda España, lo que ha obligado a poner en marcha protocolos en ciudades como Madrid”.

El protocolo autonómico tiene tres niveles: 0 (preventivo), 1 (aviso) y 2 (alerta), y se aplica a tres contaminantes: las partículas en suspensión PM 10 (de diámetro inferior a 10 micras), PM 2,5 (diámetro inferior a 2,5 micras) y dióxido de nitrógeno. Este último, a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades, no ha dado hasta ahora problemas en Asturias. El benceno, uno de los contaminantes que preocupan en Trubia, no forma parte de los contaminantes que se tienen en cuenta para activar el protocolo. 

Con el actual nivel de activación, la única prohibición es la de hacer quemas, ya que el resto de las medidas, como baldear las calles, son preventivas. También se solicita a las empresas que extremen los controles en sus emisiones, y se insta a los ciudadanos a que utilicen el transporte público.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa