Publicado el: 14 Ene 2019

El Gobierno considera “ilegal” el cambio de la ley de Caza de Foro

Lastra asegura en la Junta que la proposición planteada por Foro, que el Grupo Socialista votó a favor en el Pleno, vulnera toda la legislación europea, nacional y regional sobre la fauna

Benigno Fernández Fano anuncia que este mes saldrá a información público el nuevo decreto de daños y la actualización del baremo

El consejero Fernando Lastra, en una imagen de archivo

Redacción/Grado

Choque en la comisión de Infraestructuras y Medio Ambiente en la Junta General. Tras una mañana en la que representantes de distintos sectores (sindicatos agrarios y ganaderos, profesores de la Universidad, cazadores, guardias rurales o parroquias rurales) habían presentado sus propuestas para mejorar la proposición de ley de Foro Asturias de modificación de la ley de Caza, el consejero, Fernando Lastra, desmontó la bolera, asegurando tajantemente que la iniciativa casquista es “ilegal”. Y que vulnera, nada menos, que toda la legislación que afecta a su ámbito de actuación, el medio natural: la directiva comunitaria Hábitat, el convenio de Berna, la ley estatal de Patrimonio natural y Biodiversidad, la ley de Procedimiento Administrativo y hasta la ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas. Lastra considera que el cambio no pretende abordar “la necesaria actualización” de la legislación que afecta al sector, sino que es “un subterfugio” para declarar al lobo especie cinegética, “sin tener la valentía de pedirlo directamente”· “No estamos en contra de mejorar la regulación de la caza, consideramos, de hecho, que es necesaria una nueva ley. Pero esto que presentan aquí no tiene arreglo. No se puede legislar una ley ilegal”, zanjó, y asumió como un error de su departamento no haber expresado su discrepancia en un momento previo de la tramitación parlamentaria, antes de que se sometiera al Pleno de la Junta General la propuesta, cuya toma en consideración fue aprobada hasta por su propio grupo parlamentario, el PSOE.

Ya antes de la tajante exposición del consejero (que fue recibida con indignación por el grupo proponente, Foro Asturias, y por el PP) habían salido a la luz algunas de los problemas que planteaba el texto legal, en concreto la propuesta de permitir la caza de especies silvestres cuando en una “demarcación administrativa” se denunciaran más de 6 daños en un plazo de 30 días. Alguno de los comparecientes señaló que tal definición legal permitiría, de acuerdo al texto presentado, abatir osos con la aparición de seis daños en colmenas en una zona en un mes, lo que vulneraría toda la legislación de especies en peligro de extinción. El consejero fue más allá y destacó que todo el cambio legal “habla de fauna salvaje cuando quiere decir hermano lobo” sin percatarse de que afectaría a otras especies, como el oso cantábrico. También cuestionó que se hable de “demarcación administrativa”, algo que “no existe”, ya que no se define si se trata de concejos, parroquias rurales, mancomunidades o hasta el área central metropolitana.

El Gobierno sacó a relucir su alternativa para el sector, una nueva regulación de la valoración de los daños y la actualización del baremo, que está siendo llevado a los tribunales por los ganaderos. El viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, aseguró que el nuevo decreto saldrá a exposición pública “la próxima semana o todo lo más la siguiente, con toda seguridad este mismo mes”, y reconoció que llevan “tres o cuatro meses de retraso” sobre lo previsto. Esta regulación mejorará el sistema de evaluación de los daños de la fauna, y también la cuantía de las administraciones.

Para Foro Asturias, la comparecencia de Fernando Lastra en la comisión fue “un insulto más, una vergüenza, una tomadura de pelo”, en palabras de la diputada Carmen fernández, que acusó al Gobierno regional de “negarse a abordar el problema real de los daños. Quieren más lobos y más jabalíes, son los únicos responsables del abandono de los pueblos”.

Luis Venta Cueli, diputado del PP, también mostró su indignación, acusando al Gobierno de gastar el dinero de los contribuyentes y el tiempo de los colectivos que comparecieron para evaluar la ley, al no expresar en un trámite anterior su tajante postura ante el cambio, y facilitar con sus propios votos la tramitación de una proposición que consideran ilegal. “Han dado una muestra absoluta de tomadura de pelo a la ciudadanía, éste es un día triste”, aseguró.

El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, mostró desconcierto por la postura del Gobierno, y aseguró que es imprescindible abordar el conflicto que viven los ganaderos con la fauna salvaje, comprometiendo el apoyo de su grupo a la mejora de la propuesta, y prometiendo plantear, en su caos, una nueva propuesta legal.

María José Miranda, de IU, destacó que esperarán al dictamen jurídico de la cámara para expresar su posición sobre la modificación legal, mientras que Paula Valero, de Podemos, insistió en que para ellos la ley de caza nunca puede afectar a una especie como el lobo, que no es cinegética, aunque considera que sí es positivo un cambio que ataje los graves daños que producen los jabalíes.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa