Publicado el: 16 Ene 2019

Vertederos indomables en Asturias

 

Jesús Antonio RODRÍGUEZ MORILLA

Doctor en Derecho y licenciado en Ciencias Políticas

Recientemente Santo Adriano denunció vertederos ilegales al SEPRONA. Vienen a ser como la mala hierba. Aparecen y crecen en los lugares más insospechados contribuyendo a denigrar el paisaje.

El autor viene siguiendo con suma atención el hecho llamativo de que, una vez más, España se ha visto condenada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Periódicamente se comprueba su evolución en las Direcciones Generales pertinentes, en donde los “muros del silencio” de Bruselas, al igual que los españoles, son altos y escarpados.

No deja de tener interés para los lectores asturianos lo acontecido en media España sobre este tema, redactado y publicado por los medios pertinentes de los lugares respectivos, y que a continuación resumo, proveniente de parecidas circunstancias casi hermanadas, respecto a la sentencia condenatoria que se produce con fecha 15.3.2017, donde no figura Asturias, reiterada nuevamente  el 8.6.2018, existiendo hasta la fecha un sepulcral silencio en los organismos respectivos sobre su solución:

Comprobado quedó que sobre la totalidad de vertederos afectados y abandonados (61), en otras regiones españolas, la Comisión Europea comenzó a expresar su desaprobación en 2005.

Desde entonces España ha venido incumpliendo más que lo contrario, pues se daba el hecho curioso de que determinadas CC AA anunciaban “a bombo y platillo”, finalizados los sellados de los vertederos correspondientes, surgiendo a continuación la opinión contraria, más bien realidad, por parte de la Comisión Europea.

Vamos, algo así dicho coloquialmente, “les devolvemos el toro al corral”. Así hasta 61.

La gran mayoría de las CC AA señaladas, se han hecho eco de la situación, publicándose en los respectivos medios, excepto una. ¿Pacto de silencio?

En lo que a corto/medio plazo pueda afectar a Asturias estas situaciones podrían resultar “sumamente contagiosas” en un orden “in crescendo”.

Puede servir de espejo lo que ha sucedido y hemos citado en media España, a fin de preocuparse “por no verse en el mismo saco”.

Es más, generalmente dichas situaciones suelen tener “tres paternidades responsables”: estatal; autonómico y local, que suelen tirarse piedras los unos a los otros y los contribuyentes en medio.

Prácticamente, no existe una “receta magistral” para eliminar este tipo de vertederos, salvo el referente a la cultura urbana: cámaras de vigilancia (si existen lugares para su instalación) “drones” y sobre todo, más atención por parte de las autoridades, aunque repito, problema de difícil solución.

La creación de vertederos específicos en terrenos municipales y su posterior sellado, podría aceptarse de forma provisional, pero no es la solución.

Las plantas de valoración, son las soluciones mas idóneas, pero tienen un gran enemigo: la cultura urbana, poco acostumbrada a ser disciplinada vecinalmente.

En una próxima ocasión, hablaremos sobre otra nueva denuncia hacia España: 1.513 nuevos vertederos ilegales descubiertos y denunciados el pasado 9.11.2018, y ojalá continúe sin aparecer la comunidad astur.

Al respecto, este portal, continua alerta, sobre todo aquello que pueda afectar a Asturias.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa