Publicado el: 17 Ene 2019

Vecinos de Santiago, en Trubia, denuncian que llevan seis días sin agua

“Tenemos que ir a la fuente con calderos”, lamentan los residentes, que acusan al Ayuntamiento de tener la zona “en estado de abandono”

Santiago, en Trubia

Redacción/Trubia

Vecinos de Santiago, en Trubia, denuncian que llevan seis días sin agua “o con un hilillo”, lo que les obliga a ir a la fuente pública, “en pleno 2019”. Los vecinos han hecho pública una carta en la que critican “el abandono” que sufren por parte del Ayuntamiento de Oviedo. Según aseguran, los problemas con el suministro comenzaron hace mes y medio, cuando comenzaron los cortes y la baja presión en el abastecimiento. “Desde hace 2 semanas, la presión de agua ha ido bajando hasta hacer imposible cualquier tarea doméstica o de higiene personal. Y hace 6 días, directamente nos hemos quedado sin suministro de agua. Dependiendo de la altura de la casa, algunos afortunados vecinos siguen teniendo un hilo de agua, y después de llenar calderos durante horas, pueden subsistir. En mi caso, llevo 6 días sin poder ducharme, sin poder tirar del aseo, sin poder fregar la vajilla. Llego a casa de noche agotado y me veo forzado a desplazarme tres pueblos más lejos para hacer uso de la generosidad de unos amigos para poder ducharme. No se pueden ni imaginar cómo se encuentran los aseos de mi casa. Es muy triste que, en el 2019, tengamos que desplazarnos a la fuente del pueblo a llenar botellas para poder tirar de la cadena o cocinar. Lo peor de todo es la total indiferencia por parte de la compañía”, asegura en el escrito uno de los residentes.

Los vecinos se quejan de que la compañía que gestiona el servicio, Aqualia, les “torea”. “Al llamar por teléfono la operadora nunca tiene información y solo repite la frase ‘no disponemos de información, los técnicos están en ello. Tendrá que seguir esperando’. Tanto mis vecinos como yo nos pasamos el día llamando para reclamar, sin absolutamente ninguna respuesta ni solución. Incluso, los primeros cuatro días, cuando llamábamos, nos decían que no había ninguna avería, o que la avería ya se había solucionado”. Tuvieron que volver a dar parte de la avería, que se daba por solucionada, al menos cinco veces, según relatan. “Al fin y al cabo, somos un barrio con gente mayor que es fácil de ignorar, y si cierran una avería y nadie se vuelve a quejar, estupendo. El ayuntamiento, como siempre, no respondió a ninguna de las 30 llamadas de teléfonos que les hicimos a lo largo de los días. Seguramente estén demasiado ocupados. Aqualia, literalmente se lava las manos, y como agravante, después de 6 días sin agua, lo único que nos han comunicado hoy, 17 de enero, es que siguen sin encontrar la avería. Lo que significa que este calvario, aún puede durar días. Forzándonos a lavarnos fuera, comer en restaurantes por obligación, comprar agua embotellada”, lamentan.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa