Publicado el: 07 Feb 2019

A vueltas con la política rural

Antonio CAPÍN

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Teverga

Me preocupa el malestar de muchos vecinos con los políticos de los diferentes ayuntamientos de los Valles del Oso, que de manera sistemática expresan su descontento en diferentes medios de comunicación y redes sociales, en la mayoría de los casos con toda la razón del mundo y salvo contadas excepciones con una crítica seria, fundada y objetiva.

Son muchas las ocasiones en las que vecinos y empresarios de diferentes sectores salen a la palestra para quejarse de los mediocres políticos, de su falta de capacidad y de las decisiones arbitrarias o del seguidismo al partido que representan; llegados a este punto no queda otra alternativa que reconocer que están en lo cierto.

Pero no es menos cierto, que las críticas no se reparten de la misma manera y con la misma intensidad dependiendo del partido al que se dirijan, ya que entendiendo las diferencias, por razones obvias, cabría preguntarse si el descontento va dirigido al partido al cual confiaron su voto, al que no votaron, al partido que gobierna, siempre y cuando no coincida con sus ideales o simplemente culpamos a la oposición porque no son de los nuestros.

La política rural hace aguas, cada día cuesta más trabajo poder configurar una lista para acudir a las elecciones (pasa en todos los partidos), cada día que pasa los ciudadanos se comprometen menos en participar para trabajar por sus concejos, dándose la paradoja que en la mayoría de los ayuntamientos los concejales no somos los más idóneos e incluso vivimos fuera de nuestros concejos.

Estamos a las puertas de unas nuevas elecciones municipales y desde mi punto de vista, ahora es el momento de echar el resto, de implicarse con los pueblos, de dar un paso y ponerse al frente y de lo que es más importante, de aunar esfuerzos.

No podemos depositar un voto en una urna, entender que nuestro deber de ciudadanos está cumplido y esperar a que nos resuelvan los problemas, desgraciadamente los problemas no se resuelven solos y para dar solución a los mismos se necesita gente capacitada e implicada con su pueblo.

Vemos en la prensa cómo para estas elecciones municipales no repiten como candidatos los alcaldes de Santo Adriano, de Proaza, de Quirós y el de Yernes y Tameza. A esta lista seguramente tendremos que añadir algún otro alcalde y muchos concejales. Esto debería de suponer un alivio para los ciudadanos, pero lo que realmente refleja es que no existe relevo generacional y que los ayuntamientos, salvo un milagro, están condenados a desaparecer.

Personalmente he hablado con la mayoría de los empresarios e industriales de Teverga, con ganaderos y con muchos teverganos, pero nadie está dispuesto a dar el paso (no hablamos de partidos políticos), el miedo a significarse con un partido político todavía está presente, temen por sus negocios.

Lo que resulta evidente es que o los ciudadanos dan el paso (según sus preferencias políticas) o tendremos la oportunidad de seguir como mínimo otros cuatro años, quejándonos de los mediocres e indocumentados políticos que nos gobiernan, siempre y cuando éstos estén dispuestos a continuar trabajando, con mayor o menor acierto por sus concejos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa