Publicado el: 02 Mar 2019

La quirosana Maribel Gijón inaugura una muestra en el Antiguo Instituto gijonés

“Desde la transtienda”, obra conjunta con el también fotógrafo José Rodríguez, rinde homenaje al pequeño comercio

Asistentes a la inauguración de la muestra/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Gijón

Desde ayer y hasta el próximo día 31 de marzo puede visitarse en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón la exposición “Desde la trastienda” de los fotógrafos Maribel Gijón y José Rodríguez en lo que es un sentido homenaje al pequeño comercio tradicional de Gijón.
Mucha familia, amigos, compañeros y protagonistas de las fotos arroparon a los autores que contaron en la presentación con la concejala Montse López que agradeció en nombre del Ayuntamiento esta muestra fotográfica dándoles la enhorabuena por el tema que han elegido “con mucho cariño”, los comercios que han formado parte toda la vida de la ciudad, por el número de personas que llenaba la sala que acoge la exposición que demuestra “el interés y el afecto que os tienen” y animándoles a que “continuéis con el siguiente proyecto”.
La fotógrafa por su parte, tras agradecer el trabajo de su compañero contó a los presentes que el objetivo del mismo era dar a conocer esos comercios que llevan tantos años en Gijón y que en la actualidad son un poco invisibles a la sombra de las grandes superficies y la compra on line, se pretendía que los negocios fueran protagonistas junto a las familias que los regentan y que estas “nos contasen un poco tb su historia, que es la historia de una ciudad”. Las anécdotas, recuerdos o historias que fueron recopilando mientras hacían el trabajo son el texto que acompaña a las fotografías.
La muestra de fotografía documental quiere ser el homenaje y el testimonio del pequeño comercio de la zona centro de Gijón, una forma de acercar y dar a conocer el trabajo de estos pequeños negocios, algunos rondando el siglo de historia, y también de mostrar su cara más humana, la de las personas que los gestionan. Dos requisitos tenían que cumplir estos negocios para formar parte de este trabajo: haber sido fundados hace más de cincuenta años y que detrás de sus mostradores se encontrarán las mismas familias responsables de ellos desde el origen. Un trabajo de campo que ha sido largo, pero que ahora puede verse en la ciudad costera. La historia de las ciudades, y de los pueblos también, es la historia de su comercio, retrato fiel de un espacio y un tiempo, sus paredes, sus escaparates, sus géneros y sus dueños podrían escribirla a partir de las costumbres, los gustos y las modas de todos los que se acercaron hasta sus mostradores a comprar sus productos: flores y zapatos, joyas y helados o bombillas y tornillos por poner sólo unos ejemplos de lo que podrán ver quienes se acerquen a visitar la exposición.
Maribel Gijón que vive en la ciudad costera, es de origen quirosano tanto por parte de madre como de padre. Sus recuerdos infantiles, impresos con la calidad de sus fotografías en su interior, recogen su paso en compañía de sus abuelos por tierras quirosanas. Fotógrafa vocacional juega con la cámara desde niña. Empezó haciendo sus primeras fotografías en los años 70 y ya más en serio en los 80. En su currículum hay numerosas participaciones en exposiciones en Gijón y Madrid, colectivas e individuales, también en exposiciones solidarias, en especial es muy reconocido su trabajo por “De Puertas Adentro” una muestra que pudo verse en el Museo Etnográfico de Quirós en la que derrocha talento y denuncia en una combinación de belleza y dolor que impresionó al público. A Maribel el visor le permite mirar y ver más allá de sus propios ojos y hacerlo de una manera única y personal que une mar y montaña al cincuenta por ciento.

Maribel Gijón (a la derecha), junto a la concejala gijonesa Montse López/ Beatriz Álvarez

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa