Publicado el: 14 Mar 2019

Julio de la Fuente lleva a la gran pantalla el fusilamiento de su abuelo

El director moscón ha rodado el cortometraje ‘Al Alba’ en Cangas del Narcea, donde también filmó ‘El último adiós’

Julio de la Fuente, durante el rodaje de ‘Al alba’

Redacción/Grado

El director de cine Julio de la Fuente vuelve a ponerse tras la cámara, en esta ocasión para rodar dos cortos que se presentarán en una gala conjunta el próximo 29 de abril, en la sala 1 de Cinesa-Parque Principado. En “Al alba” el realizador moscón ha llevado al cine el fusilamiento de su abuelo, que está enterrado en la fosa común del cementerio de El Salvador, en Oviedo, una historia dura en la que no ha querido “hacer un relato de buenos y malos”, sino “contar la injusticia que sufrió un hombre bueno por eso, por ser bueno”. Su abuelo, Julio Santos, fue fusilado en la cárcel de Oviedo, tras llevárselo de su casa “porque le dio al director del Vasco Asturiano una carta pidiendo la readmisión de unos compañeros que habían sido despedidos”. La película, protagonizada por Carlos Iglesias, salda una deuda con su familia materna. “Mi abuela fue a la cárcel a llevarle comida, con la esperanza de que se la dieran, y un guardia le dijo que no volviera, que ya le habían fusilado. Mi madre, que tenía nueve meses, creció con esa ausencia”, resume De la Fuente.

El otro cortometraje, también con guión del director moscón, se titula ‘El último adiós’, y narra la historia de la última conversación de un matrimonio ya mayor. Ha sido protagonizado por Manolo Zarzo y Ana María Vidal, “dos grandes actores”.

Los cortometrajes han sido rodados en Cangas de Narcea, gracias al apoyo económico “esencial” del Ayuntamiento, según destaca De la Fuente.

El director, con los actores de ‘El último adiós’

Deje su comentario

Comentarios recientes

Diario digital del Camín Real de la Mesa