Publicado el: 15 Mar 2019

Cada asturiano recicló 60 botellas de cristal en 2018

La recogida selectiva de vidrio supuso reducir las emisiones de CO2 “equivalentes a dar dos vueltas al mundo en avión”

Los responsables de Ecovidrio, Germán Fernández, y Cogersa, Santiago Fernández ayer en la presentación de los resultados de 2018

Redacción/Grado

Los asturianos reciclaron 16.365,4 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde en 2018, lo que representa un crecimiento de un 3,6% respecto a 2017 y se convierte en el mayor incremento interanual de los últimos ocho años. En este sentido, cada ciudadano recicló una media de 15,9 kilogramos lo que equivale a 60 envases por habitante. Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio, presentó la radiografía del reciclaje de vidrio en Asturias. El acto se celebró en la sede del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) y contó con la presencia de su gerente, Santiago Fernández y de su homólogo de Ecovidrio en Asturias, Germán Fernández. Durante su intervención, el gerente de COGERSA señaló que estos resultados “son positivos e invitan al optimismo aunque aún queda mucho camino por andar para lograr reciclar al menos la mitad de los residuos domésticos y comerciales que se generan, tal y como establece la legislación vigente”. Santiago Fernández ha vinculado el incremento al esfuerzo en educación ambiental y en comunicación que viene haciendo el consorcio en los últimos años y ha recordado que el reciclaje es “una responsabilidad compartida” de todos los actores implicados que son los Ayuntamientos, la administración autonómica, la ciudadanía, el consorcio y las empresas. Por su parte, el gerente de zona de Ecovidrio ha destacado que “estos excelentes resultados en Asturias demuestran la gran conciencia medioambiental por parte de asturianos, así como la solvencia y crecimiento que tiene el modelo de contenedor. A pesar del crecimiento en los datos de recogida, no tenemos que conformarnos y es importante seguir avanzando para convertir a Asturias en un referente en economía circular”. En este sentido, “el respaldo del Gobierno de Asturias, Cogersa y los entes locales de la región es fundamental para alcanzar los objetivos”, ha señalado.
Con el objetivo de facilitar la labor de reciclaje a los ciudadanos, durante 2018 Ecovidrio instaló en Asturias 197 nuevos contenedores, incrementando el parque en un 4,5% hasta alcanzar los 4.569 iglús, lo que se traduce en un contenedor cada 225 habitantes.

Apoyo a la hostelería

La hostelería genera el 50% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado por lo que la contribución del sector es vital para sentar unos principios sólidos de economía circular en Asturias. Durante el último año, Ecovidrio ha visitado 1.384 establecimientos para sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio y ha entregado 925 cubos para facilitar la separación en origen de estos envases y su posterior reciclado.
En este sentido, la apuesta de la administración y Ecovidrio por la sostenibilidad del sector ha permitido que en la actualidad funcionen en Asturias cuatro servicios de recogida ‘puerta a puerta’ para la hostelería en Oviedo, Gijón, Avilés y Mieres, que cuenta con más de 1.000 establecimientos adheridos. Se trata de un servicio que permite la recogida de residuos de envases de vidrio en zonas con alta densidad hostelera y/o de difícil acceso, como es el caso de los cascos históricos de las ciudades.
La colaboración ciudadana es clave para activar la cadena de reciclado. Por ello, Ecovidrio desarrolla, en colaboración con las administraciones públicas, iniciativas de sensibilización que movilicen a jóvenes, niños, profesionales de la hostelería y sociedad en general. Además de la continua colaboración en las campañas que realiza COGERSA por todo el Principado, la entidad ha realizado varias campañas de concienciación como la iniciativa ‘Recicla vidrio y pedalea’ durante La Vuelta Ciclista para concienciar a la población sobre la importancia del reciclado de envases de vidrio o la campaña solidaria ‘Recicla Vidrio por Ellas’, vinculada a la lucha contra el cáncer de mama.
El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para luchar contra el cambio el climático y la sobreexplotación de los recursos naturales. Gracias al reciclaje de envases de vidrio en 2018, los asturianos han logrado evitar las emisiones de CO2 equivalentes a dar 2 vueltas al mundo en avión. Asimismo, ha logrado evitar la extracción de una cantidad de materias primas equivalentes a casi dos veces el peso de la Torre Eiffel.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa