Publicado el: 22 Mar 2019

María Díaz Alonso, de Cornellana, Mujer del Año de Salas 2019

“Estoy muy nerviosa pero muy contenta porque en 87 años que tengo nunca nadie me ha regalado nada”

María Díaz Alonso / Ana P. Feito

Ana Pérez Feito / Salas

María Díaz Alonso, vecina de Cornellana, ha sido elegida como “Mujer del Año del Concejo de Salas 2019” por los miembros del jurado, formado por un grupo de mujeres del concejo.
Nacida en Cornellana en el año 1931 , es la cuarta de cinco hermanos. Desde muy corta edad dedica su vida al trabajo en el campo, la casa y haciendo labores de limpieza en el pueblo de Cornellana. Siendo una joven de poco más de 20 años se enamora del que en la actualidad es su marido, Tomás, un joven vallisoletano que visitaba Cornellana por razones laborales. Tan solo una año después contraen matrimonio, pero esta felicidad es truncada por la llamada de su reciente esposo al servicio militar y posteriormente por una enfermedad pulmonar que sufre Tomás y que les obliga a cambiar su residencia a Castilla.
Una vez recuperado regresan a Cornellana, donde residen en la actualidad, trabajando hasta su jubilación en casa Grana, combinando el trabajo dentro y fuera de casa en unos años muy difíciles.
El nombramiento se hará público en un acto que se celebrará en las próximas semanas en la que María estará acompañada de familiares y vecinos y recibirá una placa conmemorativa.
“Estoy muy nerviosa pero muy contenta porque en 87 años que tengo nunca nadie me ha regalado nada”, explica.  Se muestra ilusionada y feliz con este reconocimiento que la ha pillado “por sorpresa”, ya que desconocía que había sido presentada como candidata. Tomás la mira y de sus ojos se desprende una mirada llena de amor y añade “llevamos más de 60 años casados. Muchos convivirán ese tiempo pero como pareja como nosotros muy pocos “, asegura.
Le preguntamos cuál es el secreto para conseguir estar juntos y felices todos estos años y Tomás lo tiene claro “darle siempre la razón”, bromea.
Las risas de María, Tomás y Ángeles, una de sus hijas no se hacen esperar. Para María, sin embargo el secreto es  “quererlo con locura”.
María, mujer entrañable, ilusionada en este momento, es la protagonista de un reconocimiento que su familia ha querido dedicarle presentando su candidatura, no solo para reconocerle su esfuerzo y trabajo sino también como agradecimiento a una madre, trabajadora incansable .

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa