Publicado el: 23 Mar 2019

De California a Cornellana, la donación que salvó a Aleida Fernández

La joven salense emocionó al público al contar su de lucha con la leucemia, en una conferencia para concienciar sobre la donación de médula ósea

Aleida Fernández Noval, junto a su madre, Lorena, y la concejala de Servicios Sociales, Ana Pérez

A. P. F./Salas

Aleida Fernández Noval emocionó en Cornellana con su testimonio en primera persona, en la conferencia para concienciar sobre la donación de médula ósea, en el marco de las Jornadas de la salud del Ayuntamiento de Salas. Tras la explicación de Pablo Mata, coordinador del centro de Extracciones y Tejidos de Asturias para intentar despejar las dudas, miedos e incógnitas sobre esta técnica, Aleida acompañada de su madre, Lorena Noval, tomó la palabra, contando su experiencia: “Hay muchas cosas duras, porque la quimioterapia te mata lo malo pero también lo bueno y no es solo la caída del pelo sino también la piel, las uñas…”, relató la joven. “Tras el trasplante tenemos dolores muy fuertes que sólo ceden con morfina”, confesó ante un público que la escuchó emocionado. Lorena, mamá de Aleida, destaca la necesidad de la donación de Médula sobre todo personas jóvenes, porque hay muchas vidas que dependen de esa donación y que están esperando que pueda aparecer su alma gemela. “Aleida me lo decía, ‘mamá, tengo miedo, ¿y si no aparece?’ y yo le decía tranquila hija, va a aparecer y al final llegó desde California”.
A lo que Aleida añade: “ellos piensan que tienen miedo a un pinchazo, pero nosotros los tenemos que sufrir a diario y tenemos mucho miedo, mucho”. Para terminar la jornada Aleida ha querido lanzar un mensaje de esperanza a todos las personas que lo están sufriendo. “Nunca te rindas porque lo bueno está por venir. Y se puede”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa