Publicado el: 09 Abr 2019

Los concejos de la comarca suspenden en calidad de vida

Sólo Las Regueras y Santo Adriano están entre los veinte municipios con mayor bienestar de Asturias, según el estudio del Colegio de Sociólogos

Santullano, capital de Las Regueras

L. S. / Grado
La comarca suspende en calidad de vida. Sólo los concejos de Las Regueras y Santo Adriano se sitúan entre los veinte municipios asturianos con mayor índice de bienestar, según un estudio presentado por el Colegio de Sociólogos y Politólogos, que ha diseñado un Indicador Sintético de Calidad de Vida que sigue el método recomendado por la comisión Sarkozy. Este indicador se utiliza por primera vez en Asturias, y tiene en cuenta valores que van más allá de los indicadores económicos. Entre otros aspectos, tiene en cuenta las condiciones materiales de vida, el trabajo, la educación, la salud, el ocio y las relaciones personales, la seguridad física y personal, la gobernanza y los derechos básicos, el entorno y medio ambiente y el bienestar subjetivo.
Con los datos estadísticos desagregados por municipios y comarcas, el estudio ha establecido un ranking de calidad de vida, que a grandes rasgos confirma que en Asturias el bienestar es mayor en el centro y en zonas urbanizadas, y menor en las alas, en el interior y en zonas rurales.
Oviedo y su entorno (el ‘alfoz’ de Oviedo) son los concejos que más puntúan. En esa situación limítrofe con la capital están los dos concejos del Camín Real de la Mesa mejor situados en el ranking, Las Regueras, con el puesto 12, y Santo Adriano, 16, entre los 78 concejos asturianos.
En la mitad superior de la tabla se sitúan otros tres municipios, Candamo, con el número 28; Illas (30) y Salas (38). Proaza (42) y Grado (48) se mantienen en los primeros puestos de la mitad inferior, mientras que los municipios montañosos y del interior están a la cola: Belmonte de Miranda (59), Somiedo (65); Quirós (66), Teverga (69) y Yernes y Tameza (77), éste último sólo superado por Ibias.
“La calidad de vida en Asturias, de acuerdo con los resultados obtenidos, aparece determinada por dos variables territoriales fundamentales: la urbanización y la localización. Se aprecia una pauta fuertemente relacionada con la centralidad de la región, donde se obtienen los valores más elevados del indicador, descendiendo en relación directa con la distancia. Dentro de esta pauta, se benefician más los concejos más urbanizados e detrimento de los que lo están menos o están peor comunicados”, señala el estudio. En cuanto a las comarcas, también son las centrales y costeras las mejor situadas. “Los valores más bajos corresponden al interior astur, con ligera ventaja de los más urbanizados, por albergar villas de cierto tamaño en su territorio”, añade el informe, que fue presentado el pasado mes de marzo por el decano del colegio, Jacobo Blanco, y el secretario y coordinador del grupo de trabajo, Antón González. Los expertos alertaron de la existencia de una “brecha territorial” en cuanto a calidad de vida, y defendieron que “el factor clave” es el empleo, que arraiga a la población en el territorio.
“Más empleo y más cualificado supone la capacidad no sólo para fijar población sino para atraer a sus concejos de origen a aquellos que se tuvieron que formar fuera de ellos. Igualmente, más y mejor empleo puede implicar mejores condiciones materiales de vida”, señala el estudio en sus conclusiones. “Se abriría, por tanto, una reflexión sobre cómo generar actividad en estos territorios, generando masa crítica que propicie la creación de servicios y equipamientos, tanto sanitarios como asistenciales o medioambientales –que a su vez contribuirían a dinamizar el empleo- cuya ausencia, muy probablemente, condiciona, siquiera indirectamente, los resultados finales del indicador”.
El Colegio de Sociólogos considera que la elaboración de este indicador es “un punto de partida” para seguir estudiando su evolución en el futuro, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones a la hora de diseñar las estrategias políticas para cohesionar el territorio de la región.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa