Publicado el: 10 Abr 2019

Arango propone crear una escuela de pastores en Somiedo

El exconsejero de Agricultura, que presentó su libro colectivo sobre los XXX años del parque natural, reclama que los espacios protegidos cuenten con recursos suficientes y personal

Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, destaca la «persistencia» de los somedanos como clave en el éxito del espacio protegido

Fernando Lastra, Belarmino Fernández Fervienza, Jesús Arango, Hugo Morán, Belarmino Feito y Javier Nievas Andrés

L. S./Oviedo

Somiedo cerró ayer el XXX aniversario de la aprobación del parque natural con la presentación del libro de Jesús Arango, consejero de Agricultura en el gobierno de Pedro de Silva. Fue un acto multitudinario, que contó con la presencia de muchos de los que fueron protagonistas políticos de esa época. En la mesa, junto a Arango se sentaron el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; el consejero de Infraestructuras y Medio Ambiente, Fernando Lastra; el alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza; el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios, el somedano Belarmino Feito, y el responsable de Medio Rural de Caja Rural de Asturias, Javier Nievas Andrés.

Arango afirmó que su obra, una reedición de otra anterior, de 2011, ampliada con artículos de 18 personas de distintos sectores que aportaron sus ideas y puntos de vista, no sólo hace balance de los 30 años del parque, ya que apunta ideas de futuro, «una guía para seguir adelante treinta años más», en palabras de Fernando Lastra. El autor destacó dos de sus propuestas: la creación en el concejo de una escuela de pastores, que incorpore las últimas tecnologías y pueda impulsar un sector que antaño fue clave en la economía de la zona, y la creación, en Pola de Somiedo, de un centro de estudio de costes de las ganaderías de carne, que pueda servir de guía para hacer una gestión eficaz de un sector clave del campo asturiano. «En catastro del Marqués de la Ensenada se refleja que en esa época -siglo XVIII- había en Somiedo 18.500 ovejas y cabras; ahora hay 741», destacó Arango, que defendió que la creación de una escuela de pastores «al estilo de las del País Vasco» podría recuperar al menos en parte un pastoreo que sirve también para mantener el paisaje y luchar contra el avance del matorral y los incendios, además de «generar en su entorno industria de transformación, como la quesera». Otra propuesta en la que hizo hincapié fue en la creación de un centro de análisis de costes sobre la ganadería de carne, porque en Asturias «vamos a ciegas» en la explotación ganadera, lo que no ocurre en países cercanos, como Francia, apuntó. Arango defendió la creación de la figura del «ecocultor», que además de ganadero y agricultor mantiene el paisaje y el equilibrio ecológico, y puso énfasis en la necesidad de aportar recursos al campo, y a los espacios protegidos. «Se ve natural que se gasten ingentes cantidades de dinero en edificios como el Calatrava o el Niemeyer, en una zona urbana, pero una locura que se lleven recursos a zonas rurales», una mentalidad que «debe cambiar». En concreto, exigió recursos para los parques naturales, «no pueden funcionar con un director y sin más personal». «Deben tener un ente propio, y medios suficientes para desarrollar su labor», defendió.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, el asturiano Hugo Morán (que fue alcalde de Lena y presidente de la Federación Asturiana de Concejos) aseguró que estaba sentado en la mesa a causa de un factor que considera esencial para el éxito del parque natural de Somiedo, la «persistencia», encarnada en este caso en el alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, que no paró de insistir hasta que el miembro del Gobierno central aceptó estar presente en los actos de cierre del XXX aniversario. Morán destacó que Somiedo se encuentra, como el resto de España, en la encrucijada demográfica, que ya no afecta sólo a la zona rural. «Primero se cayeron las aldeas, luego los pueblos, luego, las villas, y ahora ya en muchas partes de España están cayendo las capitales de provincia», una situación que debe llevar a reflexionar como sociedad. Morán se mostró partidario de «devolver el protagonismo» a los habitantes del medio rural, y de habilitar pagos por nuevos conceptos, como el «pago por servicios ambientales», para evitar una situación de colapso de «la estructura del país»

El consejero Fernando Lastra, que según destacó Belarmino Fernández Fervienza fue además ponente de la ley por la que se aprobó el parque natural, señaló que Somiedo marcó en su día el rumbo y demostró que «conservación y desarrollo» pueden ir de la mano, pese a que sigue habiendo, dijo, poblaciones que conciben «que la conservación es un impedimento». Lastra insistió en que la Asturias rural «debe ser un lugar para trabajar y para vivir», conciliando usos tradicionales y nuevos, con servicios suficientes para que se puedan desarrollar proyectos vitales viables. y planteó la idea de «repoblar con personas» un medio que necesita actividad económica. Abogó también por modificar normas urbanísticas «muy rígidas» y por tomarse en serio la cobertura de Internet.

Belarmino Feito defendió en su intervención la implantación del Área Metropolitana Central, un organismo impulsado por el Principado del que se cayó Oviedo, por el rechazo de PP y Somos Oviedo. Para el presidente de FADE, el área metropolitana beneficiará también a las alas de la región, ya que «liberará recursos», gracias a la financiación europea prevista para estas zonas urbanas y redundara en una mejora para toda Asturias. feito insistió también en la importancia de mantener unos servicios de Internet adecuados en la zona rural asturiana, que permitan desarrollar actividades empresariales con calidad.

El alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, agradeció la presencia del numeroso público que llenaba la sala, y bromeó con la anécdota que minutos antes había contado Arango, cuando «les dije a los vecinos que si no les conseguía hacer la carretera a Saliencia me tiraran al río cuando volviera». Aludió Fernández Fervienza a otra carretera, la del acceso a Pola de Somiedo, que acaba de culminar la tramitación ambiental, «gracias entre otros al consejero Lastra». «Y si no se hace, que le tiren al río», apuntaron desde la mesa. fernández Fervienza agradeció, uno a uno, a todos los directores del parque su implicación en el proyecto, finalizando con Luis Fernando Alonso, el actual, que estaba entre el público. Y tuvo un recuerdo para los presidentes regionales, con especial cariño para dos que ya han fallecido, Vicente Álvarez Areces y Sergio Marqués.

Entre el público, el exrector Juan Vázquez, candidato de Ciudadanos a la presidencia del Principado, con el que bromeó Lastra. «Bienvenido a este acto multitudinario, no verás tanta gente en tus mítines. Y creo que yo tampoco», ironizó el consejero, número tres de las listas del PSOE al Senado por Asturias.

En primera fila, el viceconsejero Benigno Fano, y el director general de Administración Local y exalcalde de Somiedo, Ricardo Suárez Argüelles, que participa en el libro con un artículo. Estaban también en la sala el que fue presidente de la Junta General cuando se aprobó la ley del parque natural, Antonio Landeta; el expresidente regional y diputado Antonio Trevín; el exalcalde de Oviedo Antonio Masip; el exsenador José Antonio Alonso; el alcalde de Santo Adriano, Jesús Muñiz, o el cronista oficial de Teverga, Celso Peiroux, entre otros muchos.

Asistentes al acto, que puso fin al XXX aniversario del parque natural de Somiedo

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa