Publicado el: 29 Abr 2019

Una ciénaga de agua negra en Udrión

La localidad de Trubia carece de saneamiento y vierte al aire sus residuos, pese a tener en el pueblo la depuradora que da servicio a los pueblos del entorno

Fernando Arias señala una ciénaga de aguas negras en Udrión

L. S. N. / Trubia
Udrión tiene la depuradora que trata las aguas residuales de Trubia, pero carece de saneamiento y vierte sus aguas negras a campo abierto. La situación se arrastra desde los años 80 del pasado siglo, y los vecinos piden soluciones, o al menos que el Ayuntamiento de Oviedo mande una cuba a limpiar la ciénaga que se ha ido creando, porque “está ya casi cubierta la tubería de desagüe y cualquier día se tupe y nos lo mete todo en casa”.
En realidad, son dos los vertidos al aire libre de las viviendas de Udrión, ya que las casas se distribuyen sobre una colina, y vierten sus desagües por las dos laderas. “En los 80, siendo alcalde Antonio Masip, el Ayuntamiento puso el material y los vecinos hicimos el trabajo, y construimos la red de colectores, pero la tubería general quedó abierta, vertiendo al aire libre”, señala Fernando Arias, presidente de la Asociación de Vecinos ‘El Furacón’. En uno de los vertidos, las aguas fecales han ido acumulándose, de forma que ya tapan la tubería general. En el otro lado, cerca de Udrión de Abajo y a unos centenares de metros de la depuradora, en la misma cuenca, la situación es algo mejor, pero sigue siendo insalubre.
“Hemos planteado la situación al Ayuntamiento, y la verdad es que nos atienden muy bien, nos reciben y nos escuchan, pero pasa el tiempo y seguimos igual, no sabemos si se avanza, si hay previsto hacer algo o si al final vamos a acabar con las casas inundadas”, afirma.
Los vecinos también piden una estación de contenedores para poder reciclar sus residuos ya que “hay gente mayor que no tiene coche y no puede llevar los residuos separados a reciclar”, señalan el secretario, José Fernández Centeno y el tesorero, Joel de Bruine.
La asociación también reclama un centro social, “debemos de ser el único pueblo de Oviedo que no tiene”, y señalan que hay casas no habitadas en el pueblo que podrían habilitarse.

Un acceso más seguro al barrio de El Monte
Una de las peticiones de la asociación de vecinos ‘El Furacón’, de Udrión, atañe a la seguridad de los vecinos de la zona conocida como El Monte, al otro lado de la carretera general N-634 que une Trubia con Grado. El paso a esa parte del pueblo es abrupto, un cruce sin visibilidad, y los vecinos quieren que se haga un desmonte que permita un tráfico seguro.
“Hicimos la petición al Ayuntamiento de Oviedo y al Ministerio de Fomento. El Ayuntamiento ha colocado ya, hace un par de semanas, un espejo para facilitar la visibilidad”. La obra de desmonte supondría ocupar un terreno particular unos ocho metros, según ha informado Fomento a la asociación, que pide al Ayuntamiento que estudie si es posible hacer la mejora sin ocupar tanto suelo privado.
Los vecinos piden además que se mejore la red de abastecimiento, el desbroce de los caminos públicos y destacan que con las últimas tormentas un paso que lleva a unos prados argayó “y dentro de nada el camino desaparece”. “Entendemos que son muchas cosas, pero poco a poco creemos que se pueden atender las peticiones, o al menos las más urgentes, como es el caso del saneamiento”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa