Publicado el: 01 Jun 2019

La osezna de Tuñón, ingresada con pronóstico reservado

La consejería informa de que el esbardu comenzó a tener al medio día “alteraciones neurológicas”, por lo que ha sido ingresada en una clínica de Oviedo

La cría encontrada en Santo Adriano

Redacción/Grado

La cría de oso pardo cantábrico que apareció en Tuñón y fue recogida por por la Guardería de Medio Natural del Principado de Asturias, en colaboración con otros técnicos especializados, “ha ingresado a primera hora de esta tarde en una clínica veterinaria de Oviedo. A la espera de nuevos exámenes médicos, su pronóstico es reservado”, informa la consejería de Medio Ambiente.

“Durante el periodo de observación al que estaba sometida la cría, de aproximadamente 5 meses y 5 kilogramos, los servicios veterinarios del Principado apreciaron alrededor de las 12 del mediodía la aparición de alteraciones neurológicas que han hecho aconsejable su ingreso de urgencia. Hasta entonces el comportamiento del animal había sido normal y se había alimentado correctamente. Todas las analíticas practicadas en la jornada de ayer registraron también parámetros normales”, concluye la consejería.

La cría fue abandonada por su madre, y según la asociación de Agentes Naturales, ya había sido recogida el martes, y había fallado un primer intento de reintroducción en su medio, ya que ayer por la mañana se metió en el patio del centro de rehabilitación El Valle APTAS, en Sabadía, en las cercanías de la Senda del Oso.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa