Publicado el: 04 Jun 2019

Ganaderos de Quirós exigen el cierre de La Collá para que no pasen reses de Lena

Estaba previsto que la mortera se cerrara del 1 de junio al 15 de agosto, pero no ha sido vallada

Vacas en la mortera de La Collá, preparadas para pasar el verano

Beatriz Álvarez/Quirós 

Malestar entre los ganaderos de Llanuces que comenzaron a subir el ganado a la mortera de la Collá el fin de semana y se encontraron con ella abierta.
La mortera abierta implica que puede entrar en ella cualquier ganado que paste en el Aramo. Los ganaderos miran con recelo al ganado del vecino concejo de Lena.
El año pasado por estas fechas se celebró una reunión que sirvió entre otras cosas para que Ovidio García, actual alcalde en funciones, fijara públicamente y sin ningún tipo de duda el criterio para aplicar la vecindad en el concejo, y las normas que debían de regir las morteras y que en aquel entonces fueron consensuadas por los presentes. La existencia de estas normas protegería los derechos de los vecinos de Muriellos y Llanuces que tendrán siempre uso preferente de acuerdo a los usos y costumbres existentes.
En aquella reunión se consensuó que los vecinos de Muriellos y Llanuces regularan la mortera de Fonfría que estará abierta todo el año, mientras de la Collá permanecería cerrada entre el 1 de junio y al 15 de agosto, debiendo pagar 0.50 euros por UGM y 1 euro por cada cabeza de ganado caballar, para lo que se tendrá en cuenta el censo de los animales que pertenezcan a cada ganadero con independencia de que los echen o no a la mortera. El Ayuntamiento por su parte, en caso de que se decidan a cerrar las morteras, se comprometía a ceder los materiales y a facilitar los cierres en la medida de sus posibilidades, debiendo los vecinos a posteriori devolver lo adelantado. Sin embargo, el sábado, día 1 de junio aún no se había efectuado el cierre de la Colla, encontrándose el asunto sobre la mesa del alcalde en funciones en un tiempo de cambios en el Ayuntamiento de Quirós. Para Tito García el criterio está claro, “el Ayuntamiento debe garantizar que las morteras estén cerradas bien haciéndolo él mismo o bien facilitando a los vecinos los medios para hacerlo”.
Los vecinos se preguntan si han de esperar a que se forme el nuevo gobierno y, en ese caso, qué pasará durante estos quince días. Mientras tanto algunos jóvenes ganaderos procederán a cerrar las partes más importantes de la mortera por ellos mismos. Para Ana Sampedro, ganadera asentada en Llanuces,”es muy importante que gobierne quien gobierne se mire por nosotros y se mantenga una continuidad en el respeto de los derechos de los jóvenes ganaderos instalados en el concejo”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa